viernes, 29 de octubre de 2010

U2 - The Ground Beneath Her Feet (acoustic)

Cuando no sabía quererte


Pero entonces ¿por qué cuándo pienso en mí, casi siempre termino pensando en ti?
Casi siempre termino pensando que me abrazas y que no importa lo que hayamos hecho mal,
y que entiendes mis razones para estar tan loca, y para no saber que te quiero desqueriéndote
y para no saber que no te quiero queriéndote. O que te echo de menos, echándome de menos a mí misma sin ti, o que no te echo de menos echándote tanto de menos que se me acelera el pulso cuando pienso en olerte...y que no me siento sola cuando no estás pero sé que no puedo verte (y eso duele), o que me siento tan sola que quisiera llamarte de madrugada, cuando las pesadillas me despiertan y no está a mi lado tu cuerpo caliente, aunque no quiera depender de ti.
Ya sabes...imagino que a ti no te pasa nada de eso porque te pasan otras cosas, o te pasa que automáticamente lo niegas cuando sabes que no puedes tenerme y que no merece la pena intentarlo, o que si la merece todo se torna tan difícil que las palabras pierden su función y no dicen nada, y hay demasiadas cosas calladas en el pecho, y ya está. Y que te has cansado de una vez por todas...y seguramente ahora abrazas otros cuerpos...otros instantes con los que huir de mí, escapar de la persona incompleta, palpable pero volátil...que no sabe lo quiere sabiéndolo, y que sabiéndolo sabe que no es bueno para sí y lo desconoce. Quiero desconocerme conociéndome y en todo caso, que tú puedas volver a conocerme luego...cuando sepas si podemos querernos porque yo haya traspasado mi estatus crítico...y podamos querernos de mil formas que no sean de una sola. O que esa sola sean todas las formas con las que sentirse en paz.
O si eso tal vez nunca ocurre...abandonar si no hay recuerdo, ni acuerdo, ni fuerza que imante nuestro instinto, ni ganas de inaugurarnos.
O si eso tal vez nunca ocurre...

que sepas que te he querido mucho, cuando no sabía quererte.





jueves, 28 de octubre de 2010

Vuelvo a escribir poesía

De nuevo,
vuelvo a escribir poesía.
Sólo ella me levanta
y me quita las mordazas
que me atraviesan
y me parten en dos.
(Mordazas morales del bien y el mal
y la conducción...).

Cuando necesito hablarme,
no hay más discusión al respecto,
porque necesito vagar en el silencio
del conversar de versos que escapan
a la razón,
y a la pasión responden.
La pasión de vivir,
frente al hastío de saber,
que gran parte de las cosas ya están dichas.

Pero da igual, para mí el sentido sigue siendo una cuestión misteriosa.

Y entonces regresan las palabras y me arrastran...
a una tormenta interior,
que retira las escamas duras e inservibles
y las convierte en una unidad fértil,
en un poema.

Sin la creación...qué sería de mí.

Sin la pulsión de Eros...

miércoles, 27 de octubre de 2010

Paz

Quiero meterme en el capullo de seda, hasta que pare de ser un gusano y me convierta en una puta mariposa...
Sólo quiero eso...pero tal vez hoy lo quiera y mañana sienta otra cosa...y vuelva a perderme en la ansiedad de mi universo explotando en derredor con los brazos abiertos para colapsar el mundo.
No me siento totalmente dueña de mis impulsos para no destruirme a través de mi adicción al amor, y de mi adicción al desamor. De mi adicción a evadirme y a entregarme desmesurada, y de mi "corto por lo sano" porque en el fondo no creo en la bondad ni en la pureza.
Sólo quiero eso, sólo quiero que no me duela porque creo que me duele, que no sea una artificiera de mis propias pasiones, que aclare y de luz a un paraje interno de duda, de trastorno afectivo, de marejada que me domina. Sólo quiero eso...quiero ser del aire y no de la tierra, o si soy de tierra aceptar que hay poros en mi estructura, si tan sólo pudiera, retener aunque sea el oxígeno para seguir soñando. Sólo quiero eso...no tener miedo y no depender de nada ni de nadie, no buscar desesperadamente tu abrazo en la noche, bastarme con mi polvo mágico, decidir de una vez qué quiero hacer con mi vida y tocarme...dejar de sentir con la funda, volver a trotar con el alma, como cuando era joven...volver a tener las energías necesarias, las sonrisas necesarias, emigrar del territorio de lágrimas y volver a hacer fotos con cámaras de verdad, con carretes sinceros que no se puedan perder en una base de datos por una sobrecarga del disco duro.
Sólo quiero eso...dejar de odiar y de odiarme, pensar en lo hermoso de la vida (intento hacerlo de una forma más constante) pero me vengo al suelo...quiero verle el sentido en efecto a esta madeja de seda gastada...si fuera sólo una...quiero volver a tener ganas de luchar mil batallas de Troya, volver a tener ganas de confiar en las personas, volver a tener ganas de besar a alguien y no sentir que he arribado demasiadas veces y que sigo sin saber cómo comportarme para que nadie se aleje o yo no aleje a alguien, o qué se yo...

No sé nada, y mucho menos sé cómo procurar que el proceso de reedición de mí misma pero con otros colores se acelere. Porque la impaciencia en ocasiones me quema, y me hace sacar todos los posos de asco que me abundan. Y es que en momentos puntuales no me aguanto a mí misma...y siento que no aguanto la frustración que fecunda mis óvulos en cada nacimiento quebrado...en cada adiós, en cada fractura...
Necesito...ilusionarme con la vida...dejar de estar un día en Marte y al día siguiente jugando a los puzzles con placas tectónicas. Necesito que la realidad, que mi realidad me llene por si misma.
La insatisfacción y el conformismo me marean y mi corazón me implora una salida.

Y necesito que mi espíritu interior me susurre que podré lograrlo. Lograr el equilibrio entre fragilidad y fortaleza, entre emoción y armonía.

Y ojalá dé los pasos adecuados aceptando y asumiendo ciertas cosas y trabajando otras que me desgranan.
Lo necesito...necesito sinceridad y paz.


Auto conocimiento

lunes, 25 de octubre de 2010

Janis Joplin - Little Girl Blue (This is Tom Jones, 1969)

Cueva Oscura

Creía que estaba empezando a ver la luz
pero nada de eso,
de nuevo mi ciclotimia
y la forma de mentirse a uno mismo
cuando crees que estás en plena forma
contento
y sacando un poco la cabeza para respirar
no es verdad.
No es verdad que los tragos emocionales se superen
de un día para otro,
y mucho menos, de un segundo para otro.

Tengo que pedir perdón, por haberme comportado de nuevo como una cretina,
y quisiera arreglar todo lo que está roto
y quizá es demasiado tarde
o no...
o he vuelto a meterme yo sola en la cueva oscura.

Espero que sea una recaída momentánea...esta vez voy a intentar curarme, lo prometo.
Quiero quererme.

sábado, 23 de octubre de 2010

Quién te para

Con el blancor susurrándote
la espalda,
lamiendo cada célula de la desdicha atrasada
Vuelvo la vista, me tuerzo ATRÁS,
con este sol inmenso crudo y amante,
tan claro del nuevo día,
el pasado no pinta nada.
Me desvisto claveles en los servicios de cualquier bar
lucho por mis piernas
me avisto el ombligo
las llagas curadas
ya
el momento me estremece,
como un canto inmejorable,
que acompaña la melodía con dos tonos preciados:

dímelos tú, cuando vives a pleno pulmón...quién te para?

viernes, 22 de octubre de 2010

Oda al Vino-Pablo Neruda


VINO color de día,
vino color de noche,
vino con pies de púrpura
o sangre de topacio,
vino,
estrellado hijo
de la tierra,
vino, liso
como una espada de oro,
suave
como un desordenado terciopelo,
vino encaracolado
y suspendido,
amoroso,
marino,
nunca has cabido en una copa,
en un canto, en un hombre,
coral, gregario eres,
y cuando menos, mutuo.
A veces
te nutres de recuerdos
mortales,
en tu ola
vamos de tumba en tumba,
picapedrero de sepulcro helado,
y lloramos
lágrimas transitorias,
pero
tu hermoso
traje de primavera
es diferente,
el corazón sube a las ramas,
el viento mueve el día,
nada queda
dentro de tu alma inmóvil.
El vino
mueve la primavera,
crece como una planta la alegría,
caen muros,
peñascos,
se cierran los abismos,
nace el canto.
Oh tú, jarra de vino, en el desierto
con la sabrosa que amo,
dijo el viejo poeta.
Que el cántaro de vino
al beso del amor sume su beso.

Amor mío, de pronto
tu cadera
es la curva colmada
de la copa,
tu pecho es el racimo,
la luz del alcohol tu cabellera,
las uvas tus pezones,
tu ombligo sello puro
estampado en tu vientre de vasija,
y tu amor la cascada
de vino inextinguible,
la claridad que cae en mis sentidos,
el esplendor terrestre de la vida.

Pero no sólo amor,
beso quemante
o corazón quemado
eres, vino de vida,
sino
amistad de los seres, transparencia,
coro de disciplina,
abundancia de flores.
Amo sobre una mesa,
cuando se habla,
la luz de una botella
de inteligente vino.
Que lo beban,
que recuerden en cada
gota de oro
o copa de topacio
o cuchara de púrpura
que trabajó el otoño
hasta llenar de vino las vasijas
y aprenda el hombre oscuro,
en el ceremonial de su negocio,
a recordar la tierra y sus deberes,
a propagar el cántico del fruto.

jueves, 21 de octubre de 2010

De verdad-siendo la verdad algo perteneciente a los momentos

Ya no necesito que me digas que me quieres,
y ya no sueño con un hogar ni con un amor inquebrantable.
Veo de lejos lo mal o lo bien que me haya sentido,
fruto de cosas que de repente no significan nada
para mí.
Ya no hay nada que tenga que ver con el anhelo
de todo lo que está dormido, y es...considero
la única forma total de ser feliz para una persona como yo.
Porque los valores y los tiempos cambian, y hay demasiadas
adversidades como para seguir defendiendo.
Hay que asumir lo no romántico de nuestra historia.
Prefiero ver los toros desde la barrera,
Es ahora más inteligente,
mientras voy forjando otras bases, para disparar misiles
con otras impresiones más sanas.
Porque estoy sana y quiero continuar, porque estoy
reconstruyéndome y pasando de los castillos en el aire.
Y si alguna vez, de cuándo en cuándo y por costumbre,
Empiezo a imaginar o imagino (vuelvo a hacerlo),
Más tarde, y frente a la verdad de la cobardía de la vida,
ya no me quiebro ni sufro, ni me implico.
Lancé mis últimas lágrimas al viento.
No me implico en ningún sentido, y no lo lamento,
tan sólo estoy conmigo misma
y con mi propio proyecto de vida que comienzo a visualizar,
si es que me lleva a algún sitio que no sea la deriva ;P...
tengo, demasiadas cosas por hacer
y demasiadas ganas de vivir y enfocar eso grande que llevo dentro,
y que soy consciente de que lo llevo,
y por primera vez en la vida quiero protegerlo y cuidarlo.
Y dejaré huérfanos de mí a ciertos pasajeros del buque "sueños",

Y me centraré en la verdad,
esto sí es de verdad.

miércoles, 20 de octubre de 2010

El pianista


Y cuando dejó su piano
me saludó,
y tras saludarme,
me investigó,
y tras investigarme
debió pensar que era buena gente,
o que tenía talento,
aunque aún no me hubiera escuchado.
Me pidió el número de teléfono
y ahora he de seleccionar
dos standars basics de jazz
para cantarlos en plan espontáneo...
con todo el honor y la alegría del mundo
dentro de su número de cada martes.

¡¿Estoy de racha?¡ (el hombre toca el piano como los dioses...)

Voy a cumplir otro de los sueños de mi vida, aunque, aún no quiero hablar muy alto.
Cruzaré los dedos con tanta energía como pueda.



martes, 19 de octubre de 2010

Jorge Drexler - Creo que he visto una luz (directo)

Hacer lo que quiero hacer


Y sí, es cierto: me marcho a París por unos días en el puente de la Almudena.
Encontré un billete francamente barato, y un amigo me espera con los brazos abiertos
para descubrir cada rincón, y que él me enseñe también sus propios rincones favoritos.
Reconozco, que siempre pensé que iría antes a Amsterdam que a París (mis dos ciudades por excelencia en cuanto a deseo), pero al final...ganó París, como no ganó el amor.
Curiosa redención que estoy atravesando, entre otras cosas hacer y deshacer a mi antojo sin preocuparme ya prácticamente de nada.
Exprimo y comprimo cada instante, aprovecho y hago mil actividades que me impiden pensar en nada que no merezca realmente la pena.
Este fin de semana sin ir más lejos, estuve en la exposición del maravilloso James Ensor en el barrio de Salamanca, fui a mis clases de canto, fui a un concierto de Funky de un grupo que me encantó "Fix this" y luego limpié la casa a fondo, cené el sábado con Lara, salí hasta las seis de la mañana, bailé música de los 80, nos contamos nuestros últimos meses y nuestras actualidades, y el domingo me fui de cañas con mi amigo Pedro...y hoy...hoy voy a un concierto de jazz.

Quiero decir: que estoy haciendo exactamente lo que quiero hacer...

domingo, 17 de octubre de 2010

Mi fuerza y mi fe

Y escucho,
mil notas que me saben a colores,
mil miradas que me saben a poco,
mil noches reposadas
y un despertar melancólico;
una voz que un día brilla,
y al siguiente decae
en su propia energía de amor,
copulando con
pieles con cara de piel,
blanca como una duna de labios rojos
versos y abrazos,
una ausencia una compañía nueva,
un retorno sobre los sonidos rítmicos
que me envuelven en un "gracias"
y me recogen en un "hasta pronto"...
un momento tan corto como lento,
unas cañas
un día de sol con luna,
un colchón con sombras de recuerdo,
una lima
para los barrotes,
un silencio para la partida del humo,
un silbido con forma de campanilla,
un latido aislado,
mi frente...
mi carne...
mi fuerza y mi fe.

Y un "te quiero" escondido en la pluma...

viernes, 15 de octubre de 2010

Sensación-Arthur Rimbaud


Iré, cuando la tarde cante, azul, en verano,
herido por el trigo, a pisar la pradera;
soñador, sentiré su frescor en mis plantas
y dejaré que el viento me bañe la cabeza.

Sin hablar, sin pensar, iré por los senderos:
pero el amor sin límites me crecerá en el alma.
Me iré lejos, dichoso, como con una chica,
por los campos , tan lejos como el gitano vaga.

jueves, 14 de octubre de 2010

No soy nadie

y aún te siento respirar entre mis surcos
magullado.
En una única forma delirante,
entre el extravío y las mil maneras de despedida,
que siempre me circundan;
Entre los lunares y los éxodos,
dentro de toda mí
estás volando,
y en cambio te hundes,
destierras todo tu cariño a un vacío extraño
donde tal vez,
tú eres sospecho,
el único que se siente cómodo;
y ahora recuerdo,
no puedo sino recordar,
que he hecho un pacto conmigo misma,
un pacto de no daño,
y sin embargo extraño,
esas sin raíces que te acrecentan,
esa pérdida
que te convierte en el rey de tu mundo silencioso,
donde nada importa.
Y
no es que no importe,
es que no conviene.

Pero por favor, no lamentes haberme conocido...
tú eres dulce,
porque al menos ignoras;
yo soy toda una señora
llena de arrugas
que me pervierten.

Y ya no soy nadie,
no seré nadie nunca,
para ti.



Reflexiones de un corazón roto


Huyendo del impulso autodestructivo...
cada día estoy más cerca de mis ojos.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Deporte vocal


Nunca antes había comprendido la lógica de la física, las matemáticas, el trabajo y la espiritualidad, como un todo imbricado para llegar a poner el organismo humano en marcha. En absoluta marcha.
Antes de ayer, tuve mi primera clase de canto, derivada de la cual tengo agujetas en casi cualquier músculo de mi cuerpo. Canté con el vientre, con la cabeza, con la garganta, con el corazón...canté durante hora y media emitiendo todo tipo de sonidos, y no sonidos, carga de aire pasando por sitios nunca antes visitados y fuerza insólita para sacar agudos impropios y otros ejercicios tipo: emitir chillidos como los de un niño llorando o como un mosquito zumbón.
Sudé, como nunca había sudado en mi vida, creo que eché fuera todas las toxinas producidas por la falta de confianza en uno mismo, pues según me dijo el profesor, estaba muy gratamente sorprendido por el potencial que presento actualmente a pesar de mis consabidos problemas irritativos e inflamatorios en mi cuerda vocal izquierda.
Me dio un aceite vegetal de nuez de albaricoque y me dio la enhorabuena por haber llegado en mi primera clase a afianzar dos claves imprescindibles para su programa conmigo (claves que no puedo desvelar, es secreto de la casa, marca de la enseñanza que este MAESTRO elabora en base a conocimientos y experiencia, y que le hacen ser único en su especie en cuanto a técnica vocal).
De forma que para empezar: estoy bastante contenta, y aunque sé que es el comienzo de una gran amistad, también sé que será una auténtica tortura china, jajja.

Deseadme suerte en mi cometido...


lunes, 11 de octubre de 2010

Entereza

Cruzaría océanos,
y atravesaría cadenas montañosas,
saltaría desde acantilados,
hasta el vacío o el relleno,
para dibujarme con golfos y cabos,
coloreando mi propia carne,
y mis intensos pero etéreos parajes,
de sentimientos evaporados entre la polvareda
y el brillo de las motas del camino
en el pecho.

Me zambulliría en nieve,
desierto,
nube,
sol y estrellas,
y si fuera posible galaxias...

Movería mis raíces,
y transplantaría mis deseos,
sería la mejor donante
y la mejor receptora de mi sangre...
allá donde fuera,

viajar por siempre
viajar hasta mí...
en una diálisis completa de entereza.
Resurgir
amable...algo más feliz, del frenesí
de no necesitar ya,
no necesitar ya a nada, ni a nadie.


viernes, 8 de octubre de 2010

Volver a ¿entenderlo? todo

Nos pasamos la existencia
persiguiendo la piel y los huesos,
apegándonos a una funda material
que transcriba lo que sentimos.
Pero qué contrasentido en el fondo,
pues por más que nos empeñamos
la hermeneútica lo tiene todo cogido con pinzas,
y en eso del lenguaje no verbal
las intuiciones en ocasiones engañan;
Quiero decir, que el punto tanto extraño como mágico,
es que quizá dentro
de toda comprensión aparente,
existe un punto ciego de incomprensión
que todo lo envuelve,
y una lectura entre líneas que no siempre desciframos...
y es que todo lo que nos dilata y nos anima
no llega a expresarse ahí, puro y en única interpretación,
para ser reconocido en toda su energía y contenido.
Tampoco llega por otro lado a ser inamovible afirmación
que la experiencia del tiempo no pueda transformar en otras palabras.
Sin embargo qué nos queda???
Somos seres obligadamente subjetivos y sometidos al cambio
y a la comunicación, a la convivencia.

Quiero decir, que no me gustan los absolutismos,
me gusta LA ESENCIA. LA CONTRADICCIÓN Y EL ENCUENTRO. EL CRUCE DE CAMINOS Y EL PASO PARALELO.

Poder descubrir cada vez algo diferente y que me deje patidifusa y emocionada, penetrada por todo lo que das y todo lo que desconozco, pero a su vez, de cómo me desconozco y vuelvo a conocerme CONTIGO.

La vida es un tiovivo de espejismos hermoso y decadente. Donde no podemos desconsolarnos, sólo acariciarnos y llenarnos con los instantes.

Y por supuesto, prohibido entender nada de lo que escribo. Sólo sentirlo, si te hieren de cerca las mismas cuestiones, la misma inquietud...

Volver a peinarse cada vez que nos hayamos despeinado, y engrasar nuestras alas con tinta de amor para volver...volver...

Madrid- Lluvias y Arco-iris

El agua de mi frente se mezcla con el sudor. Mientras camino, y recuerdo que ayer en mi destino se atravesó un arco-iris. Curioso. Nunca había visto un arco-iris en Madrid.
Madrid es en cambio ese lugar donde Amenábar es capaz de pasearse delante del instituto audiovisual para dejar a todos boquiabiertos. Madrid es la ciudad, donde un viejo y una prostituta negra se masturban mutuamente dentro de un coche a las seis de la tarde. Madrid es el único sitio que lograría encharcar tus pulmones de tanta polución y cuyos edificios, licenciados en altura, siempre están listos para mostrarte un ático en el que nunca reparaste o un tejado en mal estado, impropio, en medio de una zona donde todos los edificios parecen señoriales.
La ciudad donde dos chicas preciosas se estrechan sin temor. Donde los perros grandes se pelean, y los humanos no se miran demasiado a las pupilas. Donde en ciertas esquinas, te viene un olor a churros y a cerveza. Donde tus pies pueden llevarte hasta el infinito. Donde hay un montón de Plazas especiales, y un montón de razas diferentes, y un montón de mendigos, y un montón de top-mantas y restaurantes chinos y comercios chinos, y gente dispersa. Madrid donde siempre veo a esa chica, que antes salía con Jordi Mollá y ahora está soltera de nuevo. Donde los relojes dan las campanadas sin unísono (segundos antes, segundos después). Madrid, ciudad donde resido y resisto, donde muero y me levanto cadáver a por otro golpe, pero donde también, contadas importantes personas le dan ambiente de hogar. Madrid, donde nunca se llega a fin de mes, donde el clima político se respira a un 150%, donde siempre las tiendas están abiertas, donde los músicos se explayan en cualquier lugar por dos perras o por tres. Donde hay mogollón de cines y de teatros, de cafés y de librerías (antiguas nuevas y reformadas). Donde hay mercados de las maravillas y mercados maravillosos. Madrid, de donde quiero escapar y donde me hallo condenada a X años de prisión.

Madrid, donde me canso de buscar y tararear, donde me canso de recordar y llorar. Donde dejo que la lluvia me recuerde que todo pasa. Porque todo pasa...y vendrá otra lluvia, y otro arco-iris, y algunos se largarán para siempre y aparecerán otros tras la esquina...
Pero no te pares.
Sigue.

jueves, 7 de octubre de 2010

Nada es lo mismo-Ángel González


La lágrima fue dicha...

Olvidemos
el llanto
y empecemos de nuevo,
con paciencia,
observando a las cosas
hasta hallar la menuda diferencia
que las separa
de su entidad de ayer
y que define
el transcurso del tiempo y su eficacia.

¿A qué llorar por el caído
fruto,
por el fracaso
de ese deseo hondo,
compacto como un grano de simiente?

No es bueno repetir lo que está dicho.
Después de haber hablado,
de haber vertido lágrimas,
silencio y sonreíd:

Nada es lo mismo.
Habrá palabras nuevas para la nueva historia
y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.

martes, 5 de octubre de 2010

Festival Polipoético Suburbia II

Y llegó, por fin llegó, sábado día 2 de Octubre y el festival, y las hormigas en el estómago y volver a tenerlo todo para terminar quedándome con mis palabras tiritando en el interior. Supongo, que obligado es que así sea.
Pero por fin llegó, y hubo dos bajas: una vespertina (la tarde del viernes día 1) y otra matutina (la mañana del mismo día 2), eché de menos algunas ausencias pero también aclamé las presencias que no fueron para menos, ya que todos los poetas que acudisteis, que acudieron al festival, derrocharon cariño y personalidad (como era de esperar).


Primero por la mañana con torpe resaca fuimos recibiendo a los recién llegados, aunque también hubo que dividirse, pues era mucho el trabajo de sonido que nuestras queridas técnicas Asmith y Mahite tenían que montar...aunque antes del montaje definitivo, también ya Juana Marín había dispuesto todo lo necesario para las proyecciones que luego algunos de nuestros participantes mostraron, dejando huella en nuestros oídos y mentes.

Cuando por fin se acabó más o menos de colocar todo, nos juntamos para una agradable comida conjunta en la posada entreviñas. Entre vinos "Pura Sangre" y gachas y chuletillas de lechal, compartimos risas, caricias y mucha emoción. Vinieron familiares y amigos cercanos también a ofrecernos su apoyo, su buen humor y su risa. Y sin tomar el postre, decidimos que qué mejor postre que irnos ya al Morten Bar para dar comienzo a los poemas que se avecinaban.
Al poquito de llegar al Morten, ya estaban por allí, Lola López Cózar, Pedro Letai, Nueva Gomorra y luego un poquito más tarde Arin Dodó, que amenizaron la segunda parte del festival tras el primer descanso que se efectuó, junto con Juana Marín y su mágica poesía sonora.

De forma que el festival fue inaugurado con el reclamo de definición de la "polipoesía" y con la consiguiente aparición de uno de mis poetas (desde hace algunos meses de cabecera), Felipe Zapico Alonso.
Felipe leyó un poco de todo, desde dos poemillas de su recién estrenado litro de versos, a poemas de Tragos un poemario anterior que también me gusta mucho. Leyó acompañado de imágenes que el mismo toma, fotografías de los lugares por donde pasa y otras curiosidades, como por ejemplo: pintadas callejeras...
Tras Felipe, un poeta y amigo de Madrid, Jose Ángel Conde, recitó varios poemas de niebla naranja y algunos un poco más recientes. Acompañado a su vez por una secuencia de la película Cabeza Borradora de David Lynch.
En tercer lugar, me tocó a mí, a servidora, y a los inestimables colaboradores que hicieron de mi actuación sin duda, la mejor actuación poética de mi recorrido hasta ahora. Leí varios poemas de la promiscuidad de la luz como ya bien sabéis, arropados por la trompeta, la guitarra y la darbuka. Mi hermano, Álvaro Fernández, y su amigo Hugo, se encargaron de tocar de maravilla, mientras yo hacía de todo un poco...cantar, recitar, e interpretar lo mejor que podía. La verdad, es que la acogida de la música en directo con la poesía provocó muy interesantes reacciones entre los que vinieron a vernos. Fue una satisfacción personal muy grande.

La segunda parte, después de la pausa reglamentaria, y si no me equivoco (porque ya me iba siendo difícil estar totalmente concentrada en el orden, bebí demasiado y tras mi lectura me desinflé de adrenalina como un muñeco) la abrió Lola López Cózar con sus grafopoemas, que sin duda, de esta mujer, me dejaron impresionada (podéis ver sus originales creaciones en, entre otras páginas, http://grafopoema.blogspot.com). Luego, para continuar, salió al escenario Pedro Letai, con un recital al estilo clásico, ambientado perfectamente con el suave sonido de fondo de Norah Jones. Pedro leyó poemas que aparecen recopilados en su publicación 5 años y un beso y también algún poema de los que aparecen en su blog de "espidifen y alguna chica" .
Luego Juana subió al escenario muy bien acompañada por Asmith y Mahite para abrir su turno con "de pronto la música", un poema con percusión que me encanta. Y de ahí enlazó con otros temas de poesía sonora pertenecientes a la pandereta dijo que también gustaron mucho a nuestro (todo hay que decirlo) estupendo y respetuoso público, que no hicieron prácticamente ruido mientras se sucedían las actuaciones.
Tras Juana, y repito, si no me equivoco, los siguientes fueron Arin Dodó. Carlos, Javi y la bailarina/actriz Paola, nos dejaron estremecidos con su actuación, mezcla de música con poesía y expresión corporal. Me encantó cómo impactaron con su recreación referida a los viajes en patera. Luego, Carlos, leyó un texto en rumano que posteriormente tradujo al castellano, y nos hizo reir a todos...aportando un punto particular al festival.
Por último, los componentes de Nueva Gomorra fueron recitando de uno en uno, con un estilo de recital clásico, pero que al igual dio que pensar y algunos de los poemas de reclamo social y personal, me gustaron muchísimo.
Y luego, para terminar y como guinda del pastel, Virginia y algún otro amigo que por allí merodeaba, leyeron (bajo insistencia que duró toda la tarde ;P) algunos poemas sueltos, que dicho sea de paso: Virginia, escribes de puta madre (si es que algún día lees esta crónica).

Tras la clausura del festival y las gracias pertinentes, nos dispersamos, y ahí, como en todos los eventos que congregan un gran número de factores estresantes, yo me desmadejé por completo.
Así que tuve mi propio cerrojazo, pero no importa...porque como todos y todas habéis dicho, es preferible quedarse con lo bueno. Aunque a veces, por la coyuntura, yo no lo tenga tan claro pero en fin.

A todas las personas que hicisteis posible el evento, a todos los poetas que vinisteis de tan buen rollo, a vuestro esfuerzo, a vuestras sonrisas y muestras de afecto y expectación. A vuestra energía: GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS OTRA VEZ.

Espero que nos volvamos a juntar en próximos eventos.

Un besito muy grande y un abrazo, vuestra

LidiaBlue


lunes, 4 de octubre de 2010

Reptil

Que no te duerman,
los ronroneos que no duermen,
La canción en el pasillo
sin melodía.
La locura aumentada con una lupa,
que no te espanten,
las figuras que no encontraste,
las lágrimas abrasadoras,
el exceso de poesía ardiendo
en tus entrañas.
Que no te despierten,
los jaleos de no entendernos,
la incomunicación
la contradicción,
y el glaciar absoluto,
ni tu ridiculez o tu absurdo
premonitorios;
que no te lleven los demonios,
sobre los que no tienes ningún poder.

Pero es una lástima,
debiste darte cuenta de que empezaste a transformarte en un reptil
hace mucho tiempo.



"Soñar, duele...
no soñar, nos destroza..."


viernes, 1 de octubre de 2010

Mi forma de ser


Un buen día se me acabaron las ganas de saber
los porqués
los cómos
y los cuándos...
se me acabaron las ganas de arder a fuego rápido
y ahora soy como una pequeña cerilla
un fósforo con apetito,
pero un apetito no voraz.

Sin embargo, cualquier cosa que hago, frente al resto del mundo,
siempre resulta apasionada,
¿qué le hago?

No puedo evitar pensar ni ser, ni sobre todo sentir o decir, decir mil ríos de palabras
y aún así, quisiera que no se me encorsetara por ello...
porque yo también estoy creciendo
y yo también estoy tomando cartas en algunos asuntos...

estoy un poco cansada, de que la gente tenga miedo DE MÍ