lunes, 31 de enero de 2011

Aislada


No me reconozco, aunque sí. Aunque ahora sé que huyo, y antes buscaba mil excusas para definir no sé qué estado que no quería llegar a asumir.
Huelo, la lluvia en los sonidos desdichados los sombreros y paraguas de Madrid, que para mí fue siempre tan solo. De volver a la soledad, porque no sé estar en compañía, sanamente.
Casi nada a estas alturas, me emociona. Todo me distorsiona, y me hace sentir a la par que mal, también indiferente, a la postre del cabreo o la indignación.
Considero injustas cosas que no se dan, sencillamente, y eso...me aleja de la gente, de las personas. Incluso, pienso seriamente, cerrar mi facebook y a menudo, muchos días, cerrar el blog, porque no tengo nada que se parezca a una emoción positiva para dar, para intercambiar, ni para lanzar como un globo de colores. Me siento alejada. También en mi manifestación no virtual.
No sé...ayer, repasaba (antes de que mi hermano apareciera por sorpresa a hacerme una visita) todas las verdades que descubrí aquellos meses tan especiales que pasé en Ferrol, Coruña.
Fue la primera ocasión que reflexioné, en una distancia de todo y de todos, que mi camino estaba torcido y asignado, a darle demasiadas vueltas a un corazón que no entiendo, y que tampoco quiere llegar a ningún acuerdo. Se traduce en intolerancia.
Siempre.
Intolerancia, que ya no es motor de ninguna lucha, ni interna, ni externa. No espero nada. Por eso esta tristeza en la que floto y me da asco, no supone una motivación, aunque tendría muchos motivos para estar contenta, según observo...pero la verdad...es que no: no estoy motivada para secarme con la toalla y volver a rizar el rizo. Y aunque estoy al lado de quien quiero estar y aunque las personas que elegí o me eligieron siguen ahí, yo cada vez me siento más aislada, aislada a nivel de sentimientos, encarcelada en mi propia frustración.

Y he perdido las ganas de conseguir salir de aquí.

¿Será esto algo así como una depresión?
No me siento deprimida, la verdad. Me siento vacía. Un vacío que no quiere arreglarse a sí mismo. Un rechazo instintivo hacia las personas y hacia la sociedad, y hacia desear que las cosas puedan cambiar en algún instante. En definitiva: un rechazo hacia mi misma, persona sin la cual no puede darse el avance. Pero: ¿para qué avanzar si no hay con quien pueda compartir mis rarezas?

No me queda más que aguantar el tirón y adaptarme.


miércoles, 26 de enero de 2011

The Beatles-Across The Universe

Across the universe

Good bye
my love
those sweet forgotten words
good bye
to easy conections
and welcome to the worst and the hardest
but
simply
now
even i know the situation seems to be caotic
only
i can do nothing
and i don,t want to do anything
i just want to go on
and get up,
and watch
and feel myself lonely and absurd
not trying to keep forces
or have hope
not trying to understand
only staying
surviving
belonging to my personal trip

my personal travel
across the universe...

then, perhaps the things could come back someday to the origin, or not¡
or broke themselfes forever and ever.



martes, 25 de enero de 2011

Los Planetas - Corrientes Circulares En El Tiempo

Una vez, si mal no recuerdo,
me tenías en la punta de los dedos.
Las secuelas de los viejos días
estarán conmigo el resto de mi vida.

Me quedé dormido un momento
y los valles se cambiaron por desiertos
por obra y gracia de El que controla el firmamento,
El que decide que ande perdido en corrientes circulares en el tiempo,
El que transforma los diamantes en quejidos y lamentos,
El que se encarga de que salgas y que yo me quede dentro.

Asustado, sintiéndome enfermo,
como una temporada en el infierno.
Intentando ver una salida,
encontrando más problemas todavía.

Todo esto que jamás podré comprender,
lo que obtuve a cambio de intentar hacerlo bien.
Eso no es para mí, quiero mi parte de lo bueno.
Quiero que estés aquí, quiero tenerte dando vueltas a mi lado todo el tiempo,
en nueve órbitas concéntricas y yo estar en el centro.
Será mucho pedir, pero es lo menos que merezco.

viernes, 21 de enero de 2011

Bizcocho de chocolate, nueces y ralladura de naranja


Siguiendo el gran consejo de mi amiga Juana Marín, y antes de editar nuestras riquísimas recetas en un libro (algún día), he decidido que como me aburro mucho y no tengo dinero...al menos, será mucho más útil aportar algo delicioso a la humanidad.

Ingredientes:

Cacao en polvo.
1 vaso de la medida aproximada de un yogur, de leche, o 1 yogur
2 vasos de la medida aproximada de yogur, de azúcar
3 vasos de la medida de un yogur, de harina
1 vaso de la medida yogur, de aceite de girasol
una naranja
nueces peladas marca acme (la más barata porque las nueces tienen un precio astronómico)
y como no, levadura...

Veréis, la verdad es que yo había hecho ya bizcochos en múltiples ocasiones, pero esta vez, puedo dar el "sí quiero" a que ayer hice el mejor bizcocho de cocholate, de toda mi historia como cocinera. ¿El secreto? Bien fácil...si lo llego a saber antes, no habría hecho el canelo. Y es: montar la claras a punto de nieve, o lo que es igual, merengar el pastel para que quede mucho más esponjoso.

Bien, como mi cocina fue construida por el arquitecto de Polly Pocket, y además, no tengo demasiado material, rollo bols y cosas por el estilo, tuve que hacer una partición inteligente de las fases de preparado del bizcocho. O lo que es igual, normalmente, las claras a punto de nieve habría que montarlas casi al final, cuando estemos a punto de agregarlas, pero yo, las dejé batidas desde el principio para no estresarme.
Luego, y como había visto hacer en el youtube a un cocinero muy interesante, mezclé las yemas de huevo (3 yemas, de 3 huevos) con las medidas respectivas de azúcar y el yogur.
En segundo lugar, cuando esa mezcla se transformó en una masa más manejable, le añadí la levadura (todo el sobre, no seáis como yo, que pensando en mutaciones del bizcocho, en ocasiones le he echado algo menos y ha sido un fiasco), y después, por último, el vasito de aceite.
Cuando este mejunje está ya listo y empieza a dolerte la muñeca derecha de tanto batir, llega el momento crucial: añadirle la harina. Todo el mundo repite sin cesar, que la harina hay que ponerla tamizada...yo, como no tengo tamiz que valga, compré una harina especial para postres y vamos que nos vamos. Eso sí: la fui añadiendo poco a poco, muy lentamente, para asegurarme que no se formaran grumos.
Después: el cacao en polvo. Éste, lo eché a ojo...ahí no os puedo decir la cantidad exacta, pero como dos vasitos colmados más o menos. Tras agregar el cacao, le eché también las claras a punto de nieve, y eso sí, esta vez no batí la mezcla sorpresa, tan sólo fui dándole vueltas hasta que los últimos rastros del merengue, desaparecieron. Después, le rallé la cáscara de una naranja, y ya, me dispuse a poner el futuro bizcocho en su molde, previamente engrasado con una cucharadita de aceite y salpicado de harina (para que al desmoldarlo no se pegue) y lo último: esparcí las nueces a lo largo y ancho del molde...nota: si vuestro molde es redondo, de los chulos, de esos que tienen el agujero en medio y parece un donuts de tamaño familiar, las nueces, obvio, tendréis que repartirlas en círculo.

El horno, por cierto y que no se me olvide, ya lo había precalentado a 180º durante 8 minutos aproximadamente, así que cuando estuvo listo, introduje el bizcocho, que a 180º-190º en 35 minutos más o menos, estaba listo. Para comprobar si está bien hecho, tan sólo hay que meter algún objeto afilado (en el bizcocho) y si al sacarlo, no está mojado sino seco: es que ya está listo.

Cuando hubo transcurrido un rato, lo probé para ver si había quedado a gusto del consumidor, y en efecto: era, es una maravilla (es para mi familia, no para mí ;P)

Así que, tiemblaaaa Arguiñano¡¡¡

Buen fin de semana...

jueves, 20 de enero de 2011

Héroes Del Silencio - La Chispa Adecuada (Acustico México 1996 HQ)

En barbecho




Estoy en barbecho,
mientras descubro
dónde estar.
Y cuáles son las teclas
que pulsar,
para encontrar una salida.
Y es extraño,
porque no tengo prisa.
Tengo la prisa deprimida,
en la canción interna que da pellizcos
y no me deja parar
ni deja mi mente en blanco
pero tampoco me permite estar al 100% inmersa
y activa
en los quehaceres propios de mi día a día,
que requieren de energía
de la que ahora por alguna razón
no dispongo.

Los caminos tortuosos tienen su coste,
eso sí,
en harina del costal izquierdo
y en la mente,
son enormes mamparas que al final
se van haciendo polvo de cristal,
que también hace daño al respirar
tras el derribo,
y hasta que encuentras la escoba adecuada
o la chispa, como decían los héroes
no hay nada que hacer.

Y cómo explicar, que se puede estar medianamente contenta
pero confusa por dentro,
que se puede seguir
sin tener demasiado aliento y recogiendo las miguitas
que buenamente se encuentran por el camino,
mientras otros avanzan y yo paro,
y otras veces yo volé mientras otros al revés
permanecían parados.
Pero ¿por qué, dime? ¿por qué tenemos que renunciar
a la ingenuidad? ¿ por qué terminar de exprimir la naranja
y relamer lo seco, como si dentro aún quedara algo de vida
olvidada y sufrir?
(la vida es ahora), y cuando en barbecho,
pienso y ya no me obstino, me lloro y me siento,
me aprecio algo más sabia y me da rabia sin embargo,
no creer en lo que creía...trato de entender que la negación es sólo un trámite.
Un trámite para amarme mejor
y amar mejor.

Un trámite para crecer y para ser, después de demasiados síes sin mucho sentido.

viernes, 14 de enero de 2011

Carole King & James Tyalor - So Far Away

Una parte




una parte de apatía

otra, de poca inspiración.

voy a esperar

para volver a escribir...

os dejo sin miel en los labios

pero con un beso,

y esperadme...

no os marchéis para siempre,

amantes de la distancia

en las palabras.

El silencio es el preludio

de la belleza.

lunes, 10 de enero de 2011

Nacha Pop - Lucha de gigantes DVD REINICIANDO

Luchadora


Sin la penúltima
de la última oportunidad,
no seríamos nadie...
o seríamos todas las incógnitas de nosotros mismos
sin resolver.
Y descubrir, a cada paso, que emocionalmente no somos más listos
y no sabemos serlo...
hay que probar hasta el límite y borrar con goma milan
los sucesos que nos descoyuntan enteros para pasar a otros en los que el dolor
sea más llevadero.
Porque a veces el umbral del dolor está en repensarlo, en lugar de vaciar la mente
aunque te mientas, o pospongas la preocupación o la resolución de un conflicto interno que hierve.
También creer que la vida es un camino de rosas es una mentira,
y todos nos esforzamos por lograrla, por lograr una vida llena de muchas cosas
que no sirven para nada, aunque nos produzcan tranquilidad.
La tranquilidad de no tener que luchar a menudo, nada más que por nuestra propia supervivencia y nada más...y nada menos. Pero para una persona como yo, soñadora implacable, es insuficiente.

Y...elijo luchar...hasta que mis fuerzas se declaren impotentes.


No me entiendo, quiero decir...pero me escucho.

lunes, 3 de enero de 2011

Comienzo triste...


A veces te sientes triste
porque notas que deberías cambiar ciertas cosas
de ti mismo
que siempre te han caracterizado.
Eso de que la gente tenga que quererte como eres
es cierto, pero sólo hasta cierto punto.
Pienso que lo que nos hace seres sociales, es la necesidad
de llegar a acuerdos que favorezcan las uniones,
pactos de respeto y unificación de criterios para llegar a ciertos objetivos.
Los hay como yo mucho más independientes, pero que en su independencia
pueden llegar a obviar el impacto sobre el medio ambiente,
eso, es el ego, aunque sea un ego positivo, en el sentido de ser fiel a uno mismo,
pero también hay que ser capaz de comprender y revisualizar, y tener en cuenta todas las ópticas.
Desde que tengo uso de conciencia, como he dicho en incontables ocasiones en el blog,
no puedo evitar actuar de una forma que muchos no logran entender. No lo hago por dañar
y por otro lado, hay quienes no se sienten ofendidos por ello en mi entorno, y sencillamente si desean hacérmelo notar, me lo dicen, pero...la cuestión es que aunque no sé a estas alturas de mi vida si podría ser de otra forma que no fuera totalmente yo, pues quizá...tendría que plantearme no arrasar con ciertas cosas, personas y entrar como digo en otras consideraciones de no salirme siempre con la mía, si es que me salgo con la mía, que suele ser la actitud de no controlar ciertas manifestaciones de mi persona y pensar "ancha es Castilla".

Es una dualidad, porque tener que pensar en controlar, me produce un dolor inexplicable y siempre he estado convencida de la inutilidad de ciertos propósitos (hay cosas que se pueden cambiar y cosas que no), pero por otro lado, tampoco consigo nada cerrando los ojos.

No sé...tendré que pensarlo, detenidamente, a ver qué pasa...

Sólo sé que ha sido un comienzo de año triste, y que yo estoy triste ahora, incluso después de destapar las cartas, de llegar a entendimientos momentáneos...estoy triste, no es de otro modo.