miércoles, 31 de agosto de 2011

Del libro Sonetos (José Hierro)


Perteneciente a Con las Piedras, con el viento (1950)


(tuya en cuerpo y alma)


"EN cuerpo y alma". (Como si dijera
muerta y viva. ¿Podrías con tu boca
evidente, besar la luz que toca
los brazos verdes de la primavera?)

"En cuerpo y alma". (Como si pudiera,
inextinguible, arder la llama loca
sin consumirse el tronco. Como poca
luz que herir mucha noche pretendiera).

"En cuerpo y alma". (Como si la mano
quisiera poseer la estrella hundida
dentro del corazón del mar en calma).

"En cuerpo y alma". Rojo sol lejano.
Música en el recuerdo malherida.
Imposible tenerte en cuerpo y alma.

lunes, 29 de agosto de 2011

hay

hay días en los que quiero
que seas tú,

y ser yo...
inocencia en la copa de un árbol
obediencia a la niñez
y la corpulencia penetrante de una doblez
en las cinturas.

hay mediodía en el que impero
que seas tú

y ser yo...
borbotón de la fuente sedienta
humedad de techos y palabras
reflexología podal de cuentos.

hay atardecer en el que temo
que seas tú

y ser yo...
impresión de que es demasiado,
oración para la liberación del poema,
atracción por la necesidad de ser nada.

hay definitivamente noche en la que recaudo
que no has sido tú

y ser yo...
páramo anestesiado de raíces
digestión del cariño robado
manos del adiós, no volverás

para siempre.


viernes, 26 de agosto de 2011

Segundos

Que tus hombros fueran toboganes

Y tu piel,

La constelación reluciente

De un presidio sin verjas,

Cautiva de una insensatez

Aullante de terciopelo.

Que tu piel fuera todo,

Oro turbio para deslizar

El cabello sobre las clavículas,

Furtivo de aquellos tiempos de la juventud

Inagotable que te preña,

Hoy…

Donde ojos redondos caen en cascada

Sobre el verso luminado de tu sien,

En la boca blanca de tus dientes,

Para permanecer herido el tiempo de un reloj,

Hasta que llegue otro día, tal vez…

Segundos en tu espalda

Y así, volver a la sensibilidad

Del segundero

Y que siga llorando tu poesía.

9 to 5 - Dolly Parton




Bueno, habrá que tomárselo con humor¡¡ Vuelta al trabajo, NOoooooo¡¡

lunes, 22 de agosto de 2011

Cuerno

Cuerno,
Cuerno de África
Barriga cimbreante preñada
De racimos secos
Llenos de vacío,
Y morir de auténtica tristeza.

Siéndolo

verano de intensas lecturas
sexo de locuras
y hambre de la seriedad en lo animal,
individuo acurrucado;
hay interior crujiéndose de espaldas
al nado,
con la piel dormida, curva,
sobre el papel sepia donde la saliva
no llega a ser verso
y recluyo el dolor de lo incomunicado
en la violencia de lo explícito
que no es para nada
mi nado.
Soy espiritual,
siéndolo desde extensas hormas
donde ningún zapato calza mis instintos arrugados
de albor desmesurado
y no creo en destrucción de hilos que tensan
pues porque tensan, yo soy
y reclamo mi verdad
como la única verdad que no tiene sentido
para nada, para nadie ahora,
solo...
yo quiero.

miércoles, 17 de agosto de 2011

A Julián Villena...alguien a quien siempre llevaré dentro

sabes el corazón removido
con un rastrillo inmenso
color oscuro, rayo grueso
que te quema en el dolor
(aunque intentes no pensarlo),

sé, que tu corazón degenerado
como tú lo llamabas,
no estallará con sus cenizas
en los labios repoblando territorios,
que ahora son recuerdo y poso
céntrico
sin reunión de palabras,
sólo el eco
de tu voz en la plaza de la corredera
de una Córdoba ahora casi vacía,
que resuena una y otra vez en mi memoria
y predomina en mi sueño,
cuando despierto en la noche sudando
y lloro por ti;

también lloro por mí,
egoísmo en un tránsito de perderte
en forma física
porque en el miocardio que estruja
los movimientos de la vida
tú estarás, sin duda, entre columnas
de carne piel y sangre,
siendo aquella parte necesaria de besos

siendo tu abrigo una raspa
dulcemente atragantada
en la ilusión perpetua
de haberte conocido.

Fue, el 25 de Julio de 2011.
y yo te berreo,
te berreo contra las paredes en la ducha
y te invoco a chavela vargas: "piensa en mí"
y en todos los poemas,
y en todas las encrucijadas de la historia
que nos ha hilado impaciente,
convirtiéndote sin duda en un referente
imborrable y encantado de misterio
así como de luz súbita.

Te quiero con el alma estremecida, Julián Villena.
Descanse en Paz.