viernes, 15 de junio de 2012

Cambios

La vida es curiosa
y azarosa de ese azar 
que se ve motivado 
por el movimiento. 
Anoche, recogía en cajas
(acordándome muchísimo de la mudanza de Mery Caos)
discos libros facturas
una cubertería vieja
frases anotadas en la libreta de siempre
los recuerdos gastronómicos,
y las vergüenzas olvidadas 
en los rincones del aparador 
para que nunca encontrara nadie
mis reflexiones sobre la inteligencia emocional
y mis estados
que llevan siendo los mismos de por vida.


Para el caso, 
me voy de la que ha sido mi casa
durante 6 años. 
Cuando llegué, por eso digo 
que es curioso,
estaba atravesando justo un período
peligrosamente exacto al actual. 
Tenía ansiedad depresiva 
o depresión ansiosa
generada por mi única forma de hacer las cosas...
afectándome muchísimo 
con los requerimientos del entorno.


Paralelamente, había perdido al llegar a este hogar de paso,
un disco recopilatorio de Alaska,
que estuvo a la entrada y por ello, ayer lo encontré a la salida.


Me cambio a un piso más pequeño,
me cambio a un barrio que me apasiona:
La latina, aunque La latina, 
donde los domingos me levantaré 
con el rastro en la puerta de casa. 
Y estaré allí durante algunos meses, 
hasta que decida qué hago con el resto. 
(He guardado mis muebles en un trastero). 


Siento, porque siempre siento,
cuando ha de cambiar algo, 
cuando la necesidad adaptativa
es tan primaria como un puñado de arroz, 
y voy a estar liberada de un gasto que ya no podía afrontar
(desde que me bajaran tremendamente 
y de un día para otro el sueldo hace dos años),
y de un vecino al que ya no era capaz de aguantar. 


También me he propuesto
hacer una limpieza espiritual,
como la que hice cuando llegué a Iglesia
y poco más. 


Estoy encantada. 

4 comentarios:

Antonio Díez dijo...

enhorabuena y mucho ánimo!

Lidia dijo...

Gracias, Antonio.

Beso.

Rapso Falaria dijo...

Cuánto me alegro por ti, la vida pide cambios y los cambios traen nuevas energías, liberadoras. Mucho ánimo con esa mudanza, que sé lo caóticas que pueden llegar a ser!!

Lidia dijo...

Gracias, amiga.

Mil besos.