miércoles, 18 de julio de 2012

Grandísimo

Escribiría mejor esta entrada si pensara 
que el hombre que me lame los pies 
no está tan loco, o es sólo así: se me cuesta. 
Anoche, guitarra. 
Noche solitaria...pero tan llena de ti. 
David Llosa, alucinante y delgada marioneta 
fundada por sí misma. Corazón de león, 
ballena azul, insufrible amor por la destrucción.
Vibración vibratoria, 
hombre precioso, músico más. 
Le vi un cierto pasear por el lado luminoso, 
en otro tiempo hubiera bebido su chupito de un trago. 
Ayer hasta me dijo: "Lidiaaaa"
Sí. 
Lidia.
Qué concierto. 
Promesa que se va revolviendo para nacer. 
Los partos desesperados llenos de letras 
giratorias despiadadas y sensibles. 
Sentido del humor. Humor. Se parece tanto a amor.
La libertad nunca fue un bolero. 
Nadie toca como él. Es un digital. 
Capricho noctámbulo que nunca sopesa el cielo.
Que no lo sopese. Por mí la noche, la luna y la voz 
hasta la espátula. Rebañando el plato
con la miga fracturada y deliciosa de la vida. 

Grandísimo. 

2 comentarios:

Señorita Sunshine dijo...

Este hombre debe estar ahora también besándote los pies! :)

Lidia dijo...

:)de momento siempre ha hecho cosas que no hacía nadie...es así de original aparte de tener un ingenio y un trabajo muy cuidado...qué pena que no hay casi material en internet, pero te puedo asegurar que este hombre se merece más. A ver si lo logra.

Un besito veraniego, lindeza.