miércoles, 31 de octubre de 2012

Individuo

Nunca ninguna subida 
el ascenso de ninguna lluvia 
fue posible sin los fenómenos que pasan 
desapercibidos, y que en realidad,
son el comienzo de cualquier individuo.


Individuo.
Individuo que quieren que olvides tu animal
y te centres en el raciocinio, 
individuo que tienes que justificar 
órdenes que te vienen impuestos, designios.

Almacena en tu ser, individuo,
la vida una desidia en que el sacrificio 
es la única suela con que pisar, 
y te convencen de que el sacrificio, al final, 
es lo que conduce al orden final. 
Orden. Final. Sacrificio. 

Sacrificio.
Vive una vida individuo
vive una vida que no es la que tú quieres,
individualmente diseñada para que no pienses 
en los sistemas opresivos,
en la publicidad opresiva, 
en la atmósfera opresiva, 
que lo único que busca
es que tú individuo tengas. 
Tengas la mente llena 
y el ego milimetrado. Que tengas ego, 
eso sí, interesa más el ego que la persona,
pero que no sea demasiado. 

Y entiende individuo que se institucionaliza 
para lavarle la imagen a la verdad
y colarle intereses a las palabras. 
Que este modo es el modo de negar la libertad,
porque el que es realmente libre...ayudaría; 
La libertad se ha vuelto magnánima y autónoma 
para que destruya.
Libertad.
Individuo.

Sé un proyecto de felicidades frustradas,
satisfacciones insatisfechas y emociones planas
como pantallas gigantes de plasma.
Plasma individuo. 
Apedrea tu sangre con el noticiero diario, 
que te dice individuo,
que ahora más que nunca cuides tus ahorros,
que vivas menos para hoy y más para mañana,
que entiendas individuo, que has abusado 
de tener, y que si quieres seguir teniendo,
individuo, tendrás que pasar por el aro 
y sonreír con un mendrugo,
mientras violan tus derechos.

Y entérate individuo. Inteligencia
No nos interesa la inteligencia individuo, 
esa que cuando ves las cosas te pones triste,
esa que te hace estar continuamente demostrando
el porqué, cuándo y cómo haces tu vida, 
individuo, porque entérate bien, escándalo público,
que tu vida es una línea cuyos desvíos son 
frecuentemente juzgados y nadie se pregunta,
ni se responde, que todo es circunstancial... 

y lo importante, en realidad, individuo,
es que en mitad de toda esta absoluta contradicción
llena de ingredientes relativos: 
aprendas a pensar con tu individuo corazón,
y a sentir, en definitiva, una gran pasión por tu cabeza.

martes, 30 de octubre de 2012

Condiciones

Te asfixia 
que te recuerde
que en otro mundo
dentro de este tuyo,
doblez tras doblez,
estuvo más orgullosa de ti, 
de ese ti que construía deportivo,
a base de mucho esfuerzo.
Valor. Inculcado. Constante.
Pero la templanza es una cuestión extraña,
No es tan fácil como un juego de niños.

Para ella no eres valiente más que cuando callas.
Nada más que cuando mantienes los órdenes
como si eso fuera algo que designar, 
matemática emocional dentro de cualquier lógica:

que no soy lógica ni lo quiero ser; 

y sigo siendo la misma
después de muchas fracturas
en las que yo ni siquiera llego a conocerme, 
¿no te das cuenta que nunca he sido fuerte?

Querría contenerme pero habitualmente me contengo tanto...

Así que no me aprietes el pañuelo del silencio,
porque esta vez podría callar para siempre,
y tú pensarías que esa falsedad es un síntoma 
de que todo marcha bien.

No me exprimas con el tiempo...
Tiempo que ha hecho que todo parezca 
una fruta podrida en el suelo,
en el que he llorado un paraíso   
a punto de abrirme la garganta, 

o es que acaso conociste mis raíces...mis guetos...
mis infiernos de miedo y ricino. 

Las pesas los meses las oscuridades las mentiras,
todo lo que se espera de alguien... 
es que sea ese proyecto de realidades que se reconozcan
en la cercanía a lo divino...
Perfección tan injusta.
Reproducción infinita dentro de unos cauces. 

Vivir con dios o fuera de él. 
Es lo que no acepta nunca.
Que yo no sería yo sin los dos raptos.
De manera que decido enviarme a otro destierro.

Vuelvo al dilema de la comprensión.
El yunque y su blancura. 
Y entiendo que soy malvada para poder sobrevivirme. 

No fui yo quién el lenguaje. 

Filos

Niña Nilo hermosa, 
no sueñes con no ser desautorizada 
por un tiempo que te descuartiza, 
y aquellas páginas violeta que entristecen las vitrinas
desde las que tu alma se precipita cálida hasta el reuma. 

jueves, 25 de octubre de 2012

Confesión- Un poema de Javier Lostalé


Ayer tarde, tuve la grandísima suerte de participar en un homenaje a Lostalé, en el mítico Libertad, 8. Musiqué un poema, que no es éste, sino Una Luz, de su poemario exquisito Jimmy, Jimmy; pero a continuación, me quedé gratamente sorprendida con muchos de sus poemas (antiguos e inéditos), y tengo que decir, que hacía muchísimo tiempo que la poesía no me calaba tan hondo. Qué metáforas, qué sentimiento, qué descripción sublime del alma en su soledad y en su amor...gracias: Javier Lostalé.

Escribo porque me salva, porque es lo único que me queda, porque fija un sonido, unas luces, el final de un acto de amor, el escenario de unas horas de deseo. Escribo porque están conmigo los que ya nunca estarán, porque bajo al mar desde la mesa donde apoyo la cuartilla y me quedo quieto en la memoria de un cuerpo, y prolongo unas voces hasta perder la noción del tiempo (días y años juntos, apretados en un instante que me deja sin defensa). Escribo porque al abrir el seno de una palabra encuentro la iluminación última del beso, porque pronuncio a solas mi única verdad: esa que después desmiento con mi vida. Escribo porque hay un llanto íntimo que me purifica desde que comienzo a hacer signos en el papel, porque poseo las cosas desde su respiración humana y puedo habitar aquello de lo que fui desterrado. Escribo para ser joven y alimentar una esperanza radical, para tener lo que no tengo y escuchar lo que nunca me dijeron. Escribo porque nunca fue más bello el engaño.

lunes, 22 de octubre de 2012

A William


A William, refugiado político


Por las noches,
En los albergues de la ciudad
Duermen los vagabundos.
Algunos son alcohólicos,
Otros se acuestan
O se despiertan chillando,
Y Will no es capaz de dormir.


He smells bad and breaths heavy
But really,
His eyes are clean
Like two big lakes.

He asks for one cigarette.
I make one for him.
I invite him for sitting by my side,
Because poorness is the worst
If you are totally alone
And felling totally lost
Cause of the language

He lives in a difficult situation.

I want to help him
I know his loneliness.
You can eat less
But you need people.
Perhaps I am wrong.
Just my imagination…

We are strangers
But now we are really near.
One in front of one
Writing a song in the night,
In the middle of the dark of the humanity,

We are two strangers
Sharing a pair of coins

(Insomnio) un poema de Paloma Corrales


buscaste en el poema
una vida
sin saber que arriesgabas
los árboles y el aire
y ahora, que amanece,
un presagio
sostiene tus pulmones deshojados.

viernes, 19 de octubre de 2012

Esta noche en Diablos Azules

Esta noche Emilio Linder y yo os esperamos para presentaros "Sociedades en Trastienda" y para su evento de poesía a la carta y sin recortes. 

A las 20:00h...

No faltéis¡¡¡ 

jueves, 18 de octubre de 2012

Y sin embargo te quiero & Y sin embargo - Olga Román & Joaquin Sabina

Soliloquium


Pulso. Derrame auricular.

Tomándome el café a primera hora
Las mujeres chillan y hablan de los negocios chinos.
Anteayer desarticularon una mafia en Cobo Calleja.

Alguien ha pirateado mi libro
y ya me han contado lo que piensa...
no me importa,
es sabido por todos que nunca he buscado
la perfección en la poesía,
sino una necesidad de pan 
y una autenticidad que a veces confundo
con mucha alegría,
porque brilla normalmente si siento confianza.
¿La siento? La siento. 
Me veo crecer y precipitarme sobre mis sueños,
como un rayo sobre un barbecho oscuro.

Bailarina. 
Bailas y bailas y eres la más hermosa.
Discutimos sobre si esa camiseta podría ser 
de una forma u otra, respetando el dibujo 
que tiene en el centro. 

No quiero que nadie fotocopie a nadie.
Tengo que esperar a sentirte con los brazos abiertos.

Caminamos y caminamos barrios enteros.
Tengo miedo de estar desobedeciendo a una razón mayor
y me centro en mis clavelitos y en mis retinas.

Te quiero. 
En realidad la vida me trata bien. 

miércoles, 17 de octubre de 2012

Cabizbaja

Se te nota cuando estás cabizbaja.

Te tiemblan los muslos
y el sombrero te rueda 
muy lejos de los dedos.
Los dedos asoman vacíos 
caricias pasadas, 
que siguen ardiendo.

Que siguen rugiendo 
como tu cabello rubio. 
El oficio de musa te viene
porque todos los anillos 
que opinan tu delgadez,
se rinden ante la belleza 
de tu estatura. 

No estás adelgazada hoy tampoco,
aunque tu tristeza de mujer 
arranque las motas de esperanza 
limpiando algo que no deseas limpiar,
cavando con la yema sola de un sólo dedo,
que no solitario,
un aura extraña que emite calor 
entre dos costillas céntricas que dicen, 
que comen, que mastican
tu amor. 

Amor que te tiene pálida 
que te suspende dormida como si fueras debilidad.
Pero sigues siendo fuerza.
La guardas en el ala izquierda, 
precisamente de ese sombrero extraviado... 
cerca, muy cerca de donde hubo sombra
protegiendo del dolor con timidez.
Hasta descorazonar. 
No duran algunos refugios
porque somos animales. 

Pero hoy,
has de darte cuenta
de quién eres y subirte a un árbol,
y ceñirte un poema,
y convertirte en tu propia musa, 
con la cabeza bien alta. 




martes, 16 de octubre de 2012

El Sofá de Los Valientes by Lidia Fernández


Normalmente no sigo una regla fija para hablar sobre un libro de poemas o elegir un  poema de un autor para colgarlo en el blog. De hecho, en esto soy absolutamente irregular (me paso meses sin hacer referencias a mis lecturas), anárquica, y aunque me gustaría hacer reseñas de casi todos los libros que leo o me parecen auténticas maravillas para resguardar en rincones selectos de la memoria, El Sofá de los Valientes, Amargord ediciones, es particularmente un libro que ya hace al menos un año, me moría por leer.

Cuando conocí a Bolo en Madrid, en Julio de 2011, como veis nuestro aniversario ha sido hace poco, pues bien, cuando lo conocí sentí una especie de feelling inconfundible que te hace darte cuenta de que estás ante una persona especial.
Yo no soy buena redactora ni cronista y si tuviera que recalcar o sacar a relucir todas las razones por las que adoro y admiro a Bolo, posiblemente no lograría hacerlo con justicia y olvidaría detalles biográficos de gran importancia. Pero en este caso, a mí lo que me importa no es el Bolo para todo el mundo, sino el Bolo que yo veo y que otros también han visto. Aquel que está pendiente de todos nosotros. Aquel que ha hecho que los poetas nos sintamos en cierto modo como parientes lejanos que acaban de reencontrarse en un Madrid áspero, donde deseas hallar a otras personas tan peculiares como tú, y al final lo logras.
Lo que más me gusta de Bolo, concretando aún más, es que cree en la evolución de las personas y en sus capacidades, y es un gran enamorado de dar oportunidades, que sin que él lo sepa, contribuyen a la transformación. No sé cómo ocurre pero es así. Al menos en mi caso, sentirme acogida, sentirme querida (como suelo sentirme cuando estoy con él) y no sé...el agradecimiento que siento porque me hiciera el favor enorme de presentar mi libro en La Buena Vida, por ejemplo, entre otras tantas...pues es algo que no quiero ni puedo dejar de apreciar.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Desde la óptica del verso, el aforismo o el poema, en este Sofá de los Valientes...no se nos olvide que Bolo es una persona para la cual la palabra valentía es muy importante; pues desde este Sofá, yo no sólo he visto la brillantez en las ideas y la originalidad de la expresión entrecortada con la que están trabajados los versos...formas típicas, tan típicas de Bolo, sino que por añadidura, me ha permitido este Sofá, aproximarme al Bolo cálido, tierno e incluso revolucionario (pero siempre escueto): Salvo la poca tierra que alberga/ la pequeña maceta de un inofensivo cactus, / nadie debería relacionar posesión, tierra, que te hace darte de bruces con la característica más cuidada de Bolo: la elegancia. Cuanto más callo, / más grito .
Lo nunca excesivo pero lo alegre.
Lo triste pero lo alegre.
El amor pero lo alegre.
El corazón que conoce la agitación que produce la calma. La humildad con la que beben los caballos. 
Bolo camina, no deja de caminar...no deja de esparcir semillas que vuelan desde los espacios de su casa, allá donde estuviere, hacia el exterior recorrido por una mirada que busca la complicidad irónica del mundo
deliciosamente fragmentado, unido y vuelto a liberar, de Bolo. Son importantes las estaciones, el sol y la lluvia. La lluvia reía con nosotros. Los autobuses. Las mujeres. El humor humedeció los cables de tu cintura. Regalándonos pequeñas píldoras que te dejan suspirando e imágenes que te transportan perfectamente a este hombre frente a este mundo, pese a las Ratas de fe. Bolo lucha por mantener la ilusión y la identidad, y en mi opinión, en este libro lo consigue.

El Sofá de los Valientes. Hipólito García Fernández Bolo
Amargord Ediciones.



Presentación de Sociedades en Trastienda en Diablos Azules with Emilio Linder



jueves, 11 de octubre de 2012

Organizar, estallar y sentir

Bueno, sé que desde que he vuelto de vacaciones esto es una locura que lejos de estar vacía aunque lo parezca, porque yo siempre he sido sexualmente activa con mi blog, está muy llena. La verdad es que en estas últimas semanas, me estoy dedicando solamente a confabular y compartir, trabajando en conjunto y en solitario para que floten varias cosillas literarias que ya os iré comunicando a tiempo y destiempo, a quemarropa y a susurro, para arrastraros al lado oscuro ;) 

Para el caso, tenéis que disculparme porque en términos generales la felicidad extraña de hacer cosas todo el día no me deja parar, tengo psicosomatismos de todos los tipos, mi cuerpo se queja de estrés prematuro y pomo cerrado donde bullen sin cesar travesuras que como os digo...tiempo al 

tiempo. 

No tengo palabras para expresar cuán agradecida me siento a todas las personas que en este momento de mi vida están siempre ahí, tan cerca aunque tan lejos, tan caricia tan abrazo generoso. Espero poder corresponder a las personas y a la gente que me importa lo mejor que puedo, el único obstáculo es que aún no he cambiado mi naturaleza por la de la pólvora. 
Y por el instante he de ir despacio en lo rápido. Despacio en los plazos. Amando cada pliegue minúsculo 

dentro de mi estela. 

Que me pongo pesada...pero ya nos iremos leyendo y poniéndonos al día. 

jueves, 4 de octubre de 2012

Circunstancia

No tengo grandes cosas que contar;
todo 
me 
suena 
a lo mismo, 
y cuando es lo mismo lo que interviene,
los mismos factores, siempre igual de difusos,
pienso en que busco un hogar
un hogar
no sé,
un sitio donde acogerte cuando regreses,
y de paso 
una manopla para arrastrar las células muertas
del tiempo que transcurre cuando no estás conmigo,
cuando no tengo miedo de estar sola 
sino más bien de que tú lo estés,

cuando pienso en las absurdas fisuras de la vida
que harán
que el mundo
se enfade con nosotros,
y que sigamos siendo entre trago y trago de vino
una misma isla. 

No tengo grandes cosas que contar
excepto que intento reprimir
cualquier circunstancia que me distraiga 
O que impida mi mudanza.
Porque tendré que mudarme
y volver a ser gusano,
o qué creías...

miércoles, 3 de octubre de 2012

Poetas en el aire- Juana Marín

A mi amiga y poeta Juana Marín, la entrevistaron la semana pasada en el programa poetas en el aire, de Radio Vallekas.

Gran programa y hecho con mucho cariño.

www.poetasenelaire.com

lunes, 1 de octubre de 2012

La desesperanza es tan cierta que las lámparas- Layla Martínez

Layla Martínez  http://vidadeperrxs.blogspot.com.es me ha concedido el honor de mezclar sus versos con los míos, y estoy muy contenta de cómo han quedado :) Gracias¡¡¡


La desesperanza es tan cierta que las lámparas, por eso los durmientes no deben comer la carne melancólica de la liebre ni permitir que la casa se incendie los días veinticinco de cada mes. La desesperanza es tan sola que los cuervos, por eso no debes escuchar las canciones de los durmientes ni beber de las fuentes junto a las que se sientan. El éxodo de las polillas/ en verano hacia las lámparas/ nada tiene que ver con el dolor, dirán, pero no es cierto: ellos saben que las polillas llevan sobre sus alas la tristeza del mundo. No somos peligrosos:/ dormimos profundamente cuando dormimos, dirán, pero no es cierto: si colocamos una cabeza de saltamontes sobre el estómago, se cura la icteria. Si la colocamos sobre los párpados, la tuberculosis. No los escuches. Recuerda: lo importante son los gatos/ o que te aplasten las heridas en lo oscuro.