jueves, 29 de noviembre de 2012

Por fin dentro

Cuando por fin soy capaz de adentrarme en algo,
le pongo adjetivos y me quito los desde 
y los hasta, y hago caso 
a quienes me hacen darme cuenta
que jamás seremos sujetos pasivos de nuestras acciones.
Entonces me armo de conciencia. 
Y de supervivencia. 

Como consecuencia, medito la intoxicación 
de la emoción que me supera,
y al fin tengo ganas de re-descubrirme 
cuando asumo mi derecho a la calma;
el análisis gira y los pros y los contras 
se exhiben sin ningún tipo de pudor. 

Es cuando por fin paro de mi multitud
y examino con los ojos hacia dentro,
cuando escribo sin tener que pensar
en lo que quiero y no quiero
sino en lo que he olvidado y ha de ser dicho.

Porque en la palabra yo sí me curo
y sin ella poco remedio me quedaría,
que no fuera morirme. 


lunes, 26 de noviembre de 2012

Espero

Espero -mientras- 
el ruido azul celeste
de la noche
apelmaza sus emociones

me deja los labios pegados,
los pezones resecos,
y una angustia producida por la belleza
de un dedo dormido

porque duerme 
mientras espera,
porque habla por los codos
mientras silencia
que ya no sabe de palabras 
que tiene miedo de estar diciendo 
sin encontrar la escalera
para escapar del incendio. 

Incendiada de corazón
y asumida:
el poema único amante 
vicio 
de cualquier encuentro
mientras me pierdo por las calles
y el calambre anónimo de la desesperación
me tira de los pelos.

Sé que llevo dentro algo que no alcanzo a tolerar.
Todo mi cuerpo debe callar
-mientras- escucho.

jueves, 22 de noviembre de 2012

23 y 24 de Noviembre-Suburbia Festival II Edición

Este fin de semana volveremos a disfrutar de la poesía con motivo de la II edición del Festival Poético Suburbia que tendrá lugar en Ciudad Real capital, y cuya primera entrega vio la luz hace dos años en Valdepeñas. 

El festival nació como idea de la poeta Juana Marín, y en su primera edición, me ofrecí para organizarlo entre las dos (ya sabéis que me apunto a un bombardeo) y aunque pensábamos que quedaría en el olvido, no sé exactamente porqué, con el tiempo decidimos volver a organizarlo y aquí está. Este año además, contamos con la inestimable colaboración de la poeta Diana Rodrigo, y con la magia de una gran persona muy querida para nosotros: Felipe Zapico Alonso...al que muchos de vosotros ya conocéis por su compromiso con la poesía y con el grito. 
Zapi, ya acudió a la primera edición habráse visto, que yo le busqué desesperadamente como a Jack,s, quiero decir...que llevaba tiempo enamorada de sus poemas desde que hace ya unos tres años y medio coincidiera por sorpresa en la presentación de su Litro de Versos en la ya desaparecida Librería La Clandestina, cuyos dueños siguen en activo aunque sin sede física, con la editorial Talentura. 

La mentalidad del festival pasaba por encontrar un hueco propio en la poesía, defendiendo a capa y espada la no-concepción previa de lo que fuera o no fuese poema. A la par de esta búsqueda no clasificatoria, se parte de una concepción desde la cual la literatura es una progresión en crecimiento, un animal vivo...y está en íntimo contacto con la voz propia del creador-poeta, y es modelada por los vientos que soplan y también se procuran, con objeto de hallar una calidad-calidez del lenguaje singular del creador-poeta. Partiendo de esta reflexión, queríamos incentivar el uso de medios auxiliares tecnológicos, teatrales y/o sonoros (musicales o fonéticos), para crear un mayor impacto de la palabra sobre su receptor, desde el universo de la performance o no. La estimulación vía recital clásico nos sigue pareciendo el punto de partida y por supuesto que tiene y seguirá teniendo cabida en el festival. Pero la mixtura potencia la originalidad, por matizarlo de alguna manera.

Por otro lado, el festival pretendía acercar entre sí a poetas poco conocidos o que hubieran permanecido en cierto anonimato, a poetas que estuvieran empezando y/o no se sintieran identificados tal vez con otro tipo de mundos poéticos, a saber, más academicistas o simplemente "elitistas", de los círculos poéticos que ya existían y existen en la actualidad. No obstante, hay muchos tipos de personas en todos los sitios (a modo de anotación de mi bolsillo). Para mí la poesía es consustancial (como dijo el poeta Pablo Cortina en la entrevista de radio de Tres Poetas por Venir en Radio Vallekas), y el cómo la vista quien la vista no es asunto mío en realidad ni de nadie, pero desde luego que compartir es mucho más fácil cuando las personas se bajan del podio y siguen teniendo ganas de aprender cosas nuevas a lo largo de su vida. De eso se trata. Sin miedo y con libertad. 

Aún así, el enriquecimiento a través de las trayectorias personales nos parece un motor importantísimo y esencial. El hecho de que no queramos medir ni tener en consideración las tallas, no quiere decir que no valoremos el cuerpo poético de quien es más conocido, y está comprometido al igual con la poesía. Además, llegar a las personas y conseguir un nivel de transmisión y difusión acorde con los pasos, es una satisfacción personal muy grande. Para hacer cosas interesantes, para superarse a uno mismo hay que amar. Y amar exige compromiso y trabajo de fondo...creo que eso un 80% de las personas lo sabemos. También sabemos que no todos los que aman, por suerte o desgracia llegan al puerto deseado o llegan a ser conocidos o valorados. 

Sin más, no quiero enrollarme y me centro en dar las gracias a todos y todas los que habéis colaborado y hecho posible esta segunda y maravillosa edición del festival. Gracias por haber acudido sin ninguna subvención, haber acudido de corazón y haberos preparado las puestas en escena y/o los versos seleccionados, que de seguro presenciaremos ojipláticos y encantados. Gracias a los poetas de Ciudad Real, también especialmente y a la plataforma Poetry Slam Ciudad Real que no han querido perderse el evento y estarán para apoyarnos.
Gracias a Librería Birdy, Travelling y La Escena por acoger los eventos.
Gracias inmensas a todos. 
A la vuelta del festival escribiré una crónica. 

Un abrazo gigante y tremendo, 

Una pequeña parte de La Organización 

Lidia Fernández, para servirles.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Mi marido, 
el que casi todos los días
me dice qué pasa poeta
y se alegra de mirarme

y me dice...
Lidia: el hombre bebe,
el hombre bebe por oscuridad.


martes, 20 de noviembre de 2012

De paso...

Es el color invierno
el que me hace reírme de todo al cabo, 
cuando supe que nadie más extirparía

nadie más con sus coágulos

me produce una falta de seriedad
luego los ojos culminan tan dañados 
que se retornan
varias pieles
se esmeraron en conseguir que lo consiguiera

besar como el que agrede

amar como el que pulveriza

y seguirle muy de cerca la pista a los tintes. 


No me gusta.

La capacidad de estallar y estar a punto de morir
y no poder retener casi a duras penas la respiración

antes de que el dióxido 
me devore,
ya

salto. 

Y ya pareces una desgracia y has supuesto un tanto por ciento por ciento por ciento
infinitésimo 

y milésimo 

de todo lo que jamás has escuchado y de todo lo que nunca has oído. 

Para qué vibrar,
si eres tan falso.

Sonar tu paso
abrirte el humo 
cuartear mi vida 

no ha sido una opción, 

sino una decisión premeditada cuando la imbecilidad se apoderaba en los tugurios

y un tremendo castigo

que al pasar los días no me ha herido nada. Nada más que el orgullo.
Cada uno es responsable de sus alientos divididos 
de sus mentiras acorazadas
y de su cobardía resurrecta,

yo...

estoy de paso por cada miseria que me separa de la fe.

Festival poético Suburbia


lunes, 19 de noviembre de 2012

Durantes



Bueno, aquí os dejo algunos versos que he ido recogiendo al azar en la carpeta borradores de mi móvil mientras no he dispuesto de tiempo literal para escribir (desde la primera presentación de mi libro hasta ahora). Me ha parecido curioso ir leyéndolos y separándolos, ya que observo que tienen un mismo cuerpo interior a nivel de reflexión. Lo he titulado Durantes


Se retuerce la lana oscura
Bajo los ojos, calientes. 
El llanto no se controla
En diminutas órbitas
De dolor que se clavan.

Si mi instinto
Pudiera ignorar mi cuerpo,
Tendría ganas de vivir, sin más.

¿Qué es la poesía? ¿Qué soy yo?

Nunca es maullarse
A uno mismo,
Huyendo del agua…

Refugiándose callejero
Bajo el vientre de algún vehículo.

Relamerse los bigotes,
Con un cierto regusto doloroso,
De a quien le han cortado las uñas
O castrado de ausencia.

El tacto rojo de las tejas.

Barbecho irreprimible de lágrimas y cromo.

El océano abrió sus piernas
Con una calidez de constelaciones
Y dulzura amarilla.

El libro inicia su libertad
Así como yo inicio la mía.
Venimos desde el odio que asesina flores.
Hay que restregar la muerte contra el cuerpo,
Perder la noción de un límite.
Violarse y encenderse.

Poética de diagramas.
El mundo es un film transparente
Aquejado de deudas.
El corazón es también el dedo índice,
Que arruga las hojas donde la sombra
Esconde sus andrajos.





La luna como el amor,
No son fuertes.
Sólo son nosotros
Y nuestra vida de chicharras.

Mandíbulas apretadas
Mientras trago saliva.

Se desmoronó en cualquier momento.

La verdad es una pústula que desvela
La lepra interna del amor,
No hay tratamiento para las migraciones.

Dominar al animal con forceps, con tenazas.
Parto agonizante de los sentimientos.
Orgasmo mortal donde termina nuestra historia.

Los insectos sobre el epitelio viejo de los gatos viejos.
Desesperanza.

Miro esta vida desordenada
De mensajes que mi subconsciente ordenó,
Casi en realidad, impuso.
Mi boca blableaba.
Me poseía una angustia midiendo, 
Esperando que tú me olvidaras.


Bajo la humedad crecen las arañas
Con sus telas blancas de tambores.

Dolor de incertidumbre
Que se torna indiferente al presentir el latido que se lanza
Tenue y peligroso
Como un suspiro.

Bajo la humedad, la tierra es el vicio,
Y te araño tanto que odio las paredes.

La ternura se esparce contraria al rencor.
Lucha por amamantar los cambios
En absoluta duda despiertos,
Y también encaramados
Al árbol pasado del estruendo.
En qué hora dichosos aguaceros no lograron
Limpiar las briznas entre los dientes.
Desequilibrio perpetuo que franquea al amor.









Latir es un acto heroico y caníbal.
Méteme los dedos.
Arroz reblanquecido que se llora.
Un alimento sin pasión es un resto de muchedumbre
Que se conforma murmurando límites
Y escaladas profundas a la espalda.
Dónde los labios.

Tersura macabra en la que nadie repara ya…

Debajo de los órganos, la sonrisa inadecuada
Parece no conducir a ningún mensaje,
Pero abre zanjas alrededor de las encinas.


Analizada de cerca,
La posesión es claramente un mordisco.
Y la vida será, lo que tuviera que ser.

Si esto es sentido desde la educación o
Desde el miedo a la pérdida,
O si acaso como instinto de supervivencia
Y protección de la especie. A saber:
No estar solas ante el peligro de la selva urbana…

Entonces, el sentimiento de soledad
Respondería a una sola inclinación
En principio femenina, pero animal…
Haciendo de la pertenencia un cáncer no evitable
Si no es a través de un control exhaustivo del dolor
Que producen las infinitas pérdidas de machos adultos,
Y el intelecto que empujaría en la modernidad
Al lesbianismo
Como satisfacción única.

Las palabras se aparean dando gritos de distancia.
Las sienes como pájaros salvajes.

La distancia entre realidades se refleja en cantidad de sufrimiento.
La elección siempre implica cualidades.

Me bebo las cervezas a pares
Recordando los dueños que he tenido,
Y pareciéndome curiosa esa tendencia
Al abandono en las cunetas del invierno.
Vuelvo a la calle y pintan bastos, garrapatas.
Y los niños no me quieren o me tienen miedo,
Y todas mis naturalezas abrigan algunas dependencias.
Ellas, las dependencias, me alejan de lo silvestre.
Persigo bajos y enaguas en la embriaguez.


Los Seis Días - Demasiado sentimiento

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Mujer Samurai en el siglo XXI- Un poema de Ángela de Luis Willems

Al final de la historia,
solamente quedas tú.

Da igual si te convertiste
en la virgen de la piedad,
si te absolvieron de todos
tus pecados,
si colmaste el vaso,
de la codicia,
o de los setenta pecados
capitales,
que están de moda,
en las relaciones,
muy de ahora,
muy de ahora,
en cualquier H&M
de la esquina.

Solamente quedas tú,
tú y toda tu absurdo,
sentimiento de lealtad,
tú y todo tú tonto,
código de imbécil
mujer samurai
del siglo XXI.

Y al final,en serio,
solamente eso,
cada jodida persona
atropellándote,
hombres y mujeres
cómo autobuses
que nunca se paran al verte

y que te pasan por encima.

martes, 13 de noviembre de 2012

Desahogo emocional

Hace muchísimo tiempo que no escribo una entrada de este tipo en el blog, la verdad es que he intentado ir limando mi cursilería con los años, pero en el fondo, cuando abrí el blog, al principio de sus principios, solía utilizarlo como un desahogo emocional. 
Hacía tiempo Giovanni Collazos reconocía su tristeza y su amargura en un post y simplemente, a mí también me apetece hacerlo. 

Estoy cansada. Cansada de cometer errores y creer en navíos, y creer en lo humano, y creer en el amor y en la posibilidad perfecta de las cosas. De correr desenfrenadamente y desangrarme mientras trato de ser entendida en lo que apuesto, siendo una completa anormal y las patadas que recibo...sin embargo no cambio porque soy una masoquista de primera. Lo que me molesta en sí no obstante no es el contenido de la decepción sino las formas tan poco cuidadas de las personas cuando nos decepcionan y al mismo tiempo, la responsabilidad que tenemos al dejarlos entrar en nuestra vida a la ligera, confiando en su energía y sus palabras, confianza, esa maldita palabra que de repente te hace pensar que nos movemos en un absoluto, cuando todo es tan relativo y tan frágil. Es una mierda auténtica, porque a veces creo que sería mucho más feliz si fuera del Opus Dei o algo parecido. Si me entregase a personas que creen en la entrega como yo, pero claro, tampoco yo creo en la entrega en ciertos términos...no sé, me confundo, me contradigo como es habitual, o por el contrario sólo me hago mayor y como digo, tiendo a extirpar todos los tumores que me nacen. 

Pues sí: hoy estoy más triste que hace mucho. Siento que he perdido mi tiempo, mis ganas, mis ilusiones y mi amor, que es lo más importante, con alguien que al darse la vuelta, de manera subconsciente ha buscado traicionarme para no tener que darme nada. O no tener que darme nada más. 

Todos me dicen que así es la vida. Yo siento que a veces no quiero vivirla con tanta suciedad pero no habrá, debe ser, otro remedio. Y me siento vieja para cambiar. 


Conclusiones

Cuestión sólo hay una, 
aunque queramos disfrazarla de circunstancia. 

Cuando alguien quiere hacer algo, lo hace.
Cuando alguien el sinsentido, la pérdida.
Cuando alguien el olvido, el arrastre...
el desagüe, la destemplanza,
los brazos, conversaciones y dudas. 

Cuando alguien lejos, aleja.
Cuando alguien oscuridad, baja plomos.
Cuando alguien deja pasar el tiempo, 
tiempo pasa para todos.

Cuando alguien no cariño, soledad.
Cuando soledad se elige, no hay lugar para perdones.
Cuando desesperación, no hay salidas. 
Cuando se tapan las salidas desde el corazón,
estamos condenados.