viernes, 28 de diciembre de 2012

Feliz Año Nuevo

El secreto reside en no pretender quizá que nada sea distinto. Porque ya no podría
ser más perfecto. Con su indomabilidad y su plasticidad a partes iguales; 
sus tendencias abisales, sus trampas y recovecos, y también 
su calambre solar, 

su batir, su recobrar la sed. 

Podría decir que este año ha sido el más feliz de mi vida.

Mis últimos regalos, los poemarios con los que cierro el curso, 
las personas con las que cierro el año. 
Las amistades recién mordidas
y las afianzadas. Los descubrimientos a través de las ranuras, 
la interna vocación de las palabras y los gestos de calor, 

las avenidas que reponen la estrechez. 
La estrechez que también sirvió.
Tu aliento. 
Haber perdido por segunda vez a la persona que más necesito, 
pasar un luto de veinticuatro horas y
Asumir-me. Equilibrista de la lágrima

Incendiar a cuantos pueda. 
No apagar la vida, 
no perder el paso, no curvar la espalda, sostener-me. 
Ser yo misma y sentirme querida. 
Compartir mi sonrisa y las reiteradas averías de mi cosmos.

NO buscar NADA. Estar en el momento adecuado
llámalo suerte o que antes no sabía lo que era disfrutar
de sencillamente amar
mi entorno. 
Ser amable. 
Abrazar.
Vivir. 
Sentir
conocer
y crecer. 

Soñar despierta. 
Creo, que ya he ganado
la batalla. Por un momento mis dedos han rozado mi cabello
y no he sentido sólo angustia, sino alegría
gracias a la poesía.

Gracias POESÍA. Te debo a TODOS VOSOTROS.


miércoles, 26 de diciembre de 2012

Recogida

A lo mejor puede servirte
alguna de mis comisuras
para observar con claridad
los hilos elásticos que nos contienen
como a un roti de pavo en navidad
la ansiedad de la saliva
no escatima recursos para devorar paraísos,
idílicas decepciones
que llegan hoy o mañana a la sombra única
de la realidad distinta o siempre igual,
del coqueteo con el oscuro mantra
que espera un latido acompasado,
que no de compasión por cada torcedura,
cada dolor que viene desde la columna
cada secuencia de sangre vomitada
en cada ciclo por la boca
y esta raza loca
que en ocasiones se destina sólo a no callar
como si callar fuera morir.
-------------------------------------------------------------------------------

No quiero seguir comprando, ni pagando, 
no sé cuánto cuesta entenderlo,
desde fuera y desde dentro
por qué acuden a mí las moscas si no hay miel
hiel
es lo que corta el aire entre tu ficción 
y mi ausencia, 
prefiero rascarme la cabeza en soledad, 
pero al cruzar la acera descubro
que sólo el cielo -el sexo azul de un dios-
me otorga placer, y un buen libro
-cualquiera que se lea para aprender-
produce un calor expulsado a la cara 
y por la garganta reconfortando el sueño
entra y regresa a concederte tregua
cuando descubres tu paz y te sabes diferente,
y te importan de forma diferente 
preocupaciones mundanas e infalibles formas
de caer al pálido absurdo del sabotaje general.

----------------------------------------------------------------------------------

Nada, todo...la vanidad. 
(De recogida...)

viernes, 21 de diciembre de 2012

Fin del mundo



Estoy preparada para que llegue el fin del mundo




Foto: Federico Romero Galán


jueves, 20 de diciembre de 2012

Poema

entre el suelo violeta
y el sueño de hueso
he visto caballos corriendo
y apareándose 
mientras extrañamente deseaba
que todo permaneciera sin herirme,
mano húmeda en la cadera, 
cubierta suave revuelta de raíles cuando el tren viene
y el tren va.
quiero decir los ojos.

paseo dentro de mis bolsas
me cuelo en las rendijas de mis ingles
haya luz...
hágase el amor a tiempo perdido 
con la propia sábana,
mi cuerpo tiene miedo y entonces hace un café.

Me siento frente a una palidez destructiva
y el cielo es de hierro y también de pétalos,
pienso
en ti
en ese desfondarse del todo con el que grito 
desde el astro que me oscurece las entrañas

mi galaxia sin ti es orificio

a veces, 
amor...cuando caigo de la barra de gimnasia
y descubro un sexo vacío, 
y una vida sin nadie a quien acariciar impunemente 
como una sombra leve pero deliciosa,
me desquicio,
un segundo solo, 
me pongo la piel de aguantar
reviento de lágrimas por dentro,

sin embargo me siento terriblemente grande
terriblemente sola ante el peligro
de ser yo misma. 

miércoles, 19 de diciembre de 2012

martes, 18 de diciembre de 2012

trasiego

me he detenido
en un punto:
no voy a dejar de mirarte
fijamente
hasta que te bajes de tu mente,
mientras se acentúa mi necesidad
de decirte: que te calles;

que respetes mi silencio
de lecturas, nevera creativa,
abstinencia procurada en el trasiego
De la virtud
Al pecado,
y una voz desde el fondo del agujero
ya me ha susurrado la quietud
que viene cuando la identidad anuncia
el puerto vibrátil
la emoción contenida en un estuche,

fundirse con el corazón
dar golpes melódicos entre costillas
contemplar la necedad pasada
y las cicatrices

que ahora nadie te convencerá de volver a la cobardía

nadie manipulará

nadie trapicheará con tu vida

porque has vuelto a la palabra aunque casi no escribas

porque has vuelto al silencio

y sólo tú elijes cuándo.


viernes, 14 de diciembre de 2012

La flota del cosmos

No sé a qué esperaba la alegría

al final del túnel...

resurrección de una muerte repetida
que ahora valora
ha de ser sorpresa: el hábito de recuperación
que hace al monje 
un individuo más inteligente

la clausura 
también es literatura
del sufrimiento cavado, 
de eso no me cabe la menor certeza 

porque la duda 
mientras vivas 
te hará sentir miedo de alcanzar ese estado:

me refiero a la felicidad
que siempre va acompañada de una incredulidad
presente.

Aférrate 
al cambio. 

Abrázate a la vida 
sin flotadores que valgan. 


miércoles, 12 de diciembre de 2012

Trancisión (incisión)


Trancisión (incisión)

Hallar la distinción
en un frasco de palabras,

desenroscar su hábitat,
y fundirla con la mía

hasta crear un tránsito 
por los tegumentos y rendirse

a la placidez del encanto
que en el fondo
tiene todo esto
de estar vivo.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Steppenwolf - Born to be wild 1969

Inco(herencias)

Cuando la violencia entra por la puerta
el amor no sale por la ventana,
entre otras cosas porque no es amor,
porque el amor no abre puertas ni barre rellanos,
ni se ausenta lo suficiente para dejarte respirar,

hay miles de millones de formas de caer
de dejarte consternar, abatir, abordar
porque simplemente a veces la única forma de sentirte
vivo, o eso crees, es desvirtuándote un poco más
a ver qué ocurre. 

Que te den una paliza
que te desencajen todas las emociones
como si fuera un desguace 
un cementerio donde tus sentimientos de ceniza
nunca salen volando...

y tras esa locura en que ciertas personas
pretenden que las queramos, 
vaciándonos de nosotros mismos hasta lo frenético,
seguimos anclados, 
a esa parte del mal que por alguna cuestión bárbara
nos descontrola el corazón 
y nos devuelve a la llama. 

Y cuando después de arder nos duele todo el cuerpo,
me pregunto porqué seguimos rastreando las secuelas de la crueldad...
como si eso en algún caso tuviera una respuesta
que atisbara en algún caso, una explicación coherente. 


lunes, 3 de diciembre de 2012

Realidad o ficción

Tenía la comida debajo de la mesa
y la risa escondida en la falda,
ya ves que era muy sencillo lograr traspasar la ilusión...
no he llegado a términos que me permitan ser considerada
y acepto mis limitaciones 
después de verme de nuevo en origen y en préstamo.

Creo que estoy en un territorio perdido
donde ciertas ramificaciones me parecen a veces, patéticas
algo como el sadomasoquismo que ella visionaba 
o algo como el amor que nunca alcanzaremos. 
Pero para qué entonces 
para qué esa sangre 

y la imagen
rota
y la imagen rescatada
de sus pozos
cuando la alegría
que en este caso sería 
contraria a la repetición,

pero que sólo
en la repetición
permite que afloren las diferencias
entre tus luces y sus sombras. 

Decidir el enfado sería alimentar el muestrario de dolores a la carta,
y es una opción la indiferencia
y es un miedo desabrigado 
que conoce ahora el mecanismo. 

No me preocupa la inocencia
sino la enfermedad.