viernes, 1 de marzo de 2013

Arroz amargo
















Contraddizione forte della mia vita,

expresión en cresta de mis raíces

que no amainan en nacimiento

forrando del revés la vida.


Se asemejan Se acercan y Se reprimen

aquellos seres a los que me parezco

o creo parecerme

colgadas del desarraigo 

sequedades que luego darán lugar al humo...


suburbios de amor preñados de luz y ventanas,

el pecho amamanta sus habitáculos,

sus vacíos, retemblando en la calaña de mi pecho


véndele tu cuerpo a los abismos de ser alguien,

sé nadie y de tu corola caerán hilos dulces

donde las papilas descubrirán el volumen 

del aislamiento


en este minuto, sentir lo que sientes 

es lo único que te identifica

y nunca podrás llegar a explicarlo.


Ese es el yugo palabra dejando sus gotas 

sobre los labios

"respira"

ya no hay nada más que la fantasía 

de estar haciendo algo

o de estar haciendo algo en alguna parte. 

Y podría resultar amargo. 

Arroz amargo. 

Pero tengo hambre del lenguaje de tu sexo.

2 comentarios:

Íntimo fárrago dijo...

Me encanta este poema.

Lidia dijo...

Muchísimas gracias¡¡¡

Un besito grande