jueves, 21 de marzo de 2013

la herencia

                                                                          * poema que recité ayer en triángulo:
                                                                                    muchas voces, una sola voz... 

la herencia que hace morir tu capacidad

la lengua que no fluye, atenazada, 
la cortina de humo que recorre 
a toda prisa tus coanas, 
mientras el olvido muestra su urgencia 
por penetrar allí
donde no pacen animales 

las grutas han abatido tu espalda
y el corte es reciente,
te vuelve consciente 
de tu indefensión.

La tos de la nieve
arrampla con sus estertores 
que salen cuando afloja la atadura
alrededor del cuello,
aparentemente

y dejan creer que eres tú

no quiero ser alguien que se va
pero las salpicaduras cubren 
casi toda esperanza 
depositada en desenterrar 
de algún modo 
la posibilidad de réplica...

¿Qué es esto que nos han dejado?
Regreso al primer verso:




4 comentarios:

Delia Aguiar dijo...

Toda una invitación para comunicar...
Besos.

Lidia dijo...

Sí...

sugiere y en algunos instantes: dice.

Un besito grande¡¡¡ qué bien tenerte por aquí :)

Andrea Breq dijo...

Una entrada impecable, Lidia... Me encanta estos huecos de poesía.

Un abrazo,

A.

Lidia dijo...

Muchas gracias Andrea y bienvenida...

Me alegro que se aprecie...estoy intentando trabajar más :) y atreverme a colgarlo en el blog...que normalmente lo utilizo como cajón desastre.

Encantada. Otro abrazo.