miércoles, 27 de marzo de 2013

Temblores- Un poema de Paloma Corrales en Hazversidades Poéticas

pensaba que elegía
la soledad brutal de escribir versos,
que la palabra fuera
rescatar otras vidas,
otras gaviotas, otro silencio,

pensaba que elegía lo que nace
y se presiente como un rumor cósmico,
lo vulnerable, 
que la palabra fuera templada
para elevar conciencias,

pensaba que elegía desandar
los vínculos forzosos,
escribir por ejemplo:
más allá de tus muslos hay un blues
que murmura metáforas
con ternura de sílex, con caricia de algas

(más allá), 

pensaba que elegía
desvincularse
y temblaba
con ojos amarillos, suplicando

escuchar otra vez, la misma impronta,
el mismo ruido, 

y elegía
que la palabra fuera pulmón y aire
más allá de la lengua,
que la palabra fuera y no muriera.


                                                                                Nota: forma certera agonizante y tierna
                                                                                de explicar la querencia innegable 
                                                                                y la contradicción, porque aún estamos 
                                                                                aprendiendo a comprender.


1 comentario:

Paloma Corrales dijo...

Gracias, peciosidá, ni me había enterado. Soy un desastre.

Besazo.