jueves, 6 de junio de 2013

Completa y animal


Completa
y animal,
en este segundo,

veo a leguas, corazón,

estoy atrapada en un callejón 
de noches y pupilas 
que desaceleran 
el futuro,

me expongo pero escenifico 
a la perfección,
he aprendido a destruir en silencio
y a dejarme el cuerpo
en cada cuerda,

aunque duermo poco
en la transformación
y se me agudizan los sentidos...

la saliva,
el roce de la ropa,
la rampa del pelo y la picardía en los ojos,
aunque no haya víctimas;
completa
y animal,
la estela va
y luego se detiene,

me vacío y sólo vivo, 
sólo siento el disparo de la primavera,

el calor primario entre los dedos,
las ganas de morderlo todo,
y la delicia extraña de esconderlo 
mientras amo este segundo,

eléctrica soledad

que luego devuelvo,
de nuevo,
a mí.