miércoles, 27 de marzo de 2013

Temblores- Un poema de Paloma Corrales en Hazversidades Poéticas

pensaba que elegía
la soledad brutal de escribir versos,
que la palabra fuera
rescatar otras vidas,
otras gaviotas, otro silencio,

pensaba que elegía lo que nace
y se presiente como un rumor cósmico,
lo vulnerable, 
que la palabra fuera templada
para elevar conciencias,

pensaba que elegía desandar
los vínculos forzosos,
escribir por ejemplo:
más allá de tus muslos hay un blues
que murmura metáforas
con ternura de sílex, con caricia de algas

(más allá), 

pensaba que elegía
desvincularse
y temblaba
con ojos amarillos, suplicando

escuchar otra vez, la misma impronta,
el mismo ruido, 

y elegía
que la palabra fuera pulmón y aire
más allá de la lengua,
que la palabra fuera y no muriera.


                                                                                Nota: forma certera agonizante y tierna
                                                                                de explicar la querencia innegable 
                                                                                y la contradicción, porque aún estamos 
                                                                                aprendiendo a comprender.


lunes, 25 de marzo de 2013

aplas(es)tancias

                                                              *En pequeño homenaje a Alejandro Céspedes,
                                                                                     y sobre mi propia refracción...



Radiante frenetismo poético:

ego

la excentricidad y la creación
tienen un precio:

cada hombre tiene dentro de sí
un ratón y un gato,

la trampa no va en beneficio de la saciedad
de ninguno de los dos,
y las uñas sólo se las clavas al espejo.

En la vida hay diversos estados,
fácilmente distinguibles tres:

imagina un círculo que es atravesado en dos mitades
por una línea divisoria:

abajo tú, arriba el mundo. 
A veces todo tú produces una sombra gigantesca
que tapa todo el mundo, a veces es el mundo 
el que crece desmesurado y muestra su voracidad
sobre el pequeño individuo temeroso y frustrado,

la tercera: es la ilusoria conquista de ambos campos de la línea
con equivalente inmersión,  
con una proyección que parece realismo, 
por supuesto: 

la realidad dura el tiempo que eres capaz de avistarla
porque al igual que ocurre en esta esfera, 
cuando giran los factores como si fueran las maracas
que influencian el algoritmo de un destino,
se inclinan los planos 
                                                                          hacia otro sitio, 
con otra sombra
y otra luz,

y todo es así: el gran desconocimiento y la gran violación
en la que pervivimos, 
nos amamos u odiamos a granel.

                                                                    


jueves, 21 de marzo de 2013

la herencia

                                                                          * poema que recité ayer en triángulo:
                                                                                    muchas voces, una sola voz... 

la herencia que hace morir tu capacidad

la lengua que no fluye, atenazada, 
la cortina de humo que recorre 
a toda prisa tus coanas, 
mientras el olvido muestra su urgencia 
por penetrar allí
donde no pacen animales 

las grutas han abatido tu espalda
y el corte es reciente,
te vuelve consciente 
de tu indefensión.

La tos de la nieve
arrampla con sus estertores 
que salen cuando afloja la atadura
alrededor del cuello,
aparentemente

y dejan creer que eres tú

no quiero ser alguien que se va
pero las salpicaduras cubren 
casi toda esperanza 
depositada en desenterrar 
de algún modo 
la posibilidad de réplica...

¿Qué es esto que nos han dejado?
Regreso al primer verso:




martes, 19 de marzo de 2013

Martes, Madrid, 50 minutos

Si como el otro día le dije al poeta y matemático Jesús Malia, este verso:

"La asimetría es la madre de todos mis vicios"

y que no contenta con tener una cicatriz bajo mi ojo izquierdo, tener el pecho izquierdo más grande, la cadera derecha con cierta dismetría, el hombro izquierdo subluxado, el incisivo derecho con una obturación algo más oscuro, el pie derecho con esguince crónico y fractura maleolar 

ahora, que mis universos parecen más que descompensados, se abrazan a lo invencible de sus ansias y llevo de nuevo mi realidad ante mí para pensarme...

entonces...ahora, me corto el pelo dejando más larga la melena derecha, para equilibrar...

vuelvo a caminar para erguir. 

Reubico con los cambios físicos aunque sea sólo un poco. 

Me dispongo a vivir de día.

Y al andar descubro a dos loros en el parque devorando las flores de los almendros.

La naturaleza no es justa (malditos loros)-pienso-

Hay que aceptar

el ayuno y el devoro. La única forma es hacerlos surgir como cuando inducimos el sangrado de una herida para poder curarla más tarde, porque después de sangrar estará más limpia.

Hay que viajar por el espacio de nuestras estaciones con la menor congoja posible.

Reflexiones y buen martes

Madrid.


sábado, 9 de marzo de 2013

Sangra el viento



Ten sangre de viento en las venas,
no maniates tu ser en la arrogancia,
no pronuncies la esclavitud
pero nombra el olor, 
gran caricia que fluye amplia
al otro lado del espejo.

Piénsate como una garganta,
en la que vibren las cuerdas de un corazón 
ansioso por salvarse de su ruina, 
dando oportunidad al aire 
para recogerse como un moño,
con las dos manos oficiosas,
que previamente generosas,
han donado la ilusión de un paraíso.

jueves, 7 de marzo de 2013

La báscula de los he(le)chos



Tiro de un hilo y las cosas se ven
como siempre debieron
haberse visto. 
En su pretérito perfecto
de llamarada que anuncia la ceniza sabia, 
de una expansión que no se puede
envenenar sin la conveniente
transparencia del espíritu. 

En ocasiones los misterios
deben seguir su rutina, 
seguir siendo innombrables
los caminos perseguidos,
por la inconsciencia de la convicción
que de algún modo es instintiva.

Que abandonemos un puerto
no es tan grave si aún se tiene esencia
de navío, si aún atracar
supone un ansia indescriptible
del sueño que se vuelve pesadilla
en la cima despierta 
de las cuatro de la mañana.

El insomnio no es la casualidad
del agricultor. 
Es la causalidad de todo 
lo que nos alimenta 
pero debemos dejar a su amor. 
Como unas buenas lentejas
haciendo chup chup 
hasta el almuerzo. 

El buen bocado es saber disfrutar
de las estelas momentáneas
y fundirnos con su receta
de estrellas fugaces bañadas en vino.

No hemos llegado de nuevo al desierto,
simplemente hoy somos más
nosotros mismos. 
Y eso nos salva de ser tóxicos
e inteligentemente conocer
las válvulas de escape. 

Hay mucho por decir aún
y muchas maneras de decirlo,
que nos conduzcan al mar abierto
con una mayor sapiencia 
de nuestros límites. 




lunes, 4 de marzo de 2013

viernes, 1 de marzo de 2013

Arroz amargo
















Contraddizione forte della mia vita,

expresión en cresta de mis raíces

que no amainan en nacimiento

forrando del revés la vida.


Se asemejan Se acercan y Se reprimen

aquellos seres a los que me parezco

o creo parecerme

colgadas del desarraigo 

sequedades que luego darán lugar al humo...


suburbios de amor preñados de luz y ventanas,

el pecho amamanta sus habitáculos,

sus vacíos, retemblando en la calaña de mi pecho


véndele tu cuerpo a los abismos de ser alguien,

sé nadie y de tu corola caerán hilos dulces

donde las papilas descubrirán el volumen 

del aislamiento


en este minuto, sentir lo que sientes 

es lo único que te identifica

y nunca podrás llegar a explicarlo.


Ese es el yugo palabra dejando sus gotas 

sobre los labios

"respira"

ya no hay nada más que la fantasía 

de estar haciendo algo

o de estar haciendo algo en alguna parte. 

Y podría resultar amargo. 

Arroz amargo. 

Pero tengo hambre del lenguaje de tu sexo.