jueves, 26 de diciembre de 2013

Tempestad

Ciclogénesis es la manera de escuchar 
temporales que irrumpen en el mar 
tranquilo de unos ojos.

De unos oídos 
sentir dentro las caracolas 
del suplicio nocturno, 
y las horas de incomprensión 
en los choques guturales del vértigo 
aniñado, 
en las esquinas de una cama 
de noventa centímetros,
la ausencia de personas 
en las que reconocer una herida
cerrándose dentro de un abrazo,

saber lo que significa el afecto, 
cuando ha costado tanto
ser un náufrago y atravesar otros ciclones 
para estar un poco vivo en la esfera 
borrascosa de abandonos.
Ciclogenéticamente advertidos. 

Ciclogénesis explosiva son 
todos aquellos vientos, 
kilogramos de lluvia 
en los poros agarrotados, 
en los puños sin libertad
que desordenan con crueldad 
la fraternidad verdadera;

todos los juicios 
de la hecatombe 
sobre la dificultad del trapecio,
toda desventura superada para luego 
ser tristeza en un apagón forzoso,
para ser azotado por el aura explosiva de la parálisis,
que acaso recuerda que somos alguien
con la casa cerrada a cal y canto
y que hasta ahí dentro, podemos ser 
violados

ciclogenéticamente aplastados 
en nuestra ternura inmediata, 
llena de la esperanza 
de un sol que resplandece a cero grados,
para consumirse bajo el efecto 
de los choques frontales del daño gratuito. 


lunes, 23 de diciembre de 2013

Análisis


Abundan las sustancias en el ser

y entonces el ser se vuelve ansiedad 
desbordada,                       que arrasa 
a su paso todos los bulbos,
dejando los surcos expuestos 
al tiempo,
para que éste haga y deshaga su danza
con cierta avaricia que en la ceguera
no podemos ver con exactitud:

El ego surge 
para darse importancia
como una serpiente ladina, 
porque en realidad, siente que no ha sido importante
y ese es su mayor pecado:

no respetar la cosecha quebrar 
la profundidad del arca donde resplandecen 
todos aquellos tesoros cuidados 
evanescentes de nuestra existencia
pero decisivos al cabo
a la hora de fluir con la corriente. 

Pero qué difícil es el aplomo,
valorar como una deidad 
cuando se es tan humano,

es un sopesar cada día

y a mí en ocasiones me da miedo la obsesión 
por destruir,
pero la reconozco en mí 
como a una constante vital
extraña pero propia en su peligro,

y así pretendo que los otros salven mis faltas
momentáneas, 
de mi constitución 
monstruosa aunque pasajera,

pero también, quien me quiere conoce 
los postulados del regreso,

y haciendo de mi ser la primavera, 
renuevo mis promesas en un bálsamo,
y replanto mi vida 
después del arrepentimiento,
porque cada una de las certezas 
que me son sinceras, son amparo y desamparo  
para una textura en el alma 
de rugosidad suave,

porque soy un exabrupto
en sucesiva agitación,  
y aún no comprendo 
los misterios de la inocencia
en la espontaneidad frustrada.



miércoles, 18 de diciembre de 2013



La belleza es estar descalzo
y retirar la cortina opaca de los ojos

para escudriñar el tacto cercano
como frágil hoja de otoño,
porque sentir es tener miedo
y no actuar en consecuencia.

La belleza es solidaria y no rígida,
incluso en la ronda de los pantanos

al fondo, 
siempre encuentran las manos 
un velcro de esperanza,
y nos reconocemos gentileza 
en medio 
de la causa frenética 
de nuestro ahogo:
la confianza. 

Pero la belleza es paz en el fuero. 
El control es contrario al amor.

















lunes, 16 de diciembre de 2013

Perversión



Víctimas consentidas del cansancio,
como si llevaran millones de años 
retransmitiendo el programa
a los mismos oyentes o a distintos.

Y es curioso, siempre lo es, darse cuenta 
de que ningún legado 
es catástrofe en nuestra inteligencia.

El impacto se percibe rotundo
para ser luego como un disparo silenciado 
a través de la mirilla obstinada 
con la que la vida nos agacha y nos eleva;

Dentro en esta cueva, la expedición 
de tibios lenguajes que se hunden 
al no haber nada dentro o a otro lado,

pues no amainan pesares o sorderas, 
y así en su campo de concentración, 
cada uno se pervierte en su agonía. 

Dolor                      y             pérdida.

viernes, 13 de diciembre de 2013

Incógnitas

Una incógnita curva
Tras el insomnio
Vive en el silencio gris de tus manos,

Como ruta de seda en pena.

En lontananza se percibe
Un grito de despecho
Que pasa por las grutas
Con memoria de caracol:

Cuanto esconden los párpados
Es un salvajismo de confines despojados
Anegados de vacío y pase lo que pase,
La elección de la fortaleza es clave
Para soñar,

Sin embargo
Es algo que escapa a mi mente
Cuando se trata de incógnitas alborotadas
En resaca juvenil, paisajísticas
Cuando sea más bien un quiero y no puedo.

Como ruta de seda en pena

Quizá no habrá batalla
Para sentirme oprimida por un territorio,
Porque necesito sentir el emblema libre
Que logre transfundirme para siempre.



jueves, 12 de diciembre de 2013

Invierno



Vino el invierno a calcinar 
con halo de frialdad en las corrientes.

Quisimos saber el misterio 
de cada estación y nos revolvimos,

nos escondimos 
en el cuello, en nuestra casa caliente,
en un arcón.

Nos escondimos en el doble fondo
y ni la magia pudo lograr que la razón 
superase al clima de nuestros 
sentidos resignados 
al recogimiento.

Pero fueron tantos veranos 
y tan poca la propiedad al sembrarnos 
con la pulpa y el sabor de los tomates; 

Debimos hacer una mata 
y de esa mata, luego, una trinchera.

Vino definitivamente... 

el crudo invierno, 
y el frío lacerante nos condujo
a las cavernas 
de la emoción,

y en lo impenetrable de los cobertizos vimos 
la transitoriedad de nuestros cuerpos
escuálidos, apenas palpitantes,
prohibiéndose olvidar,
pero sabiendo al cabo, 
que nunca hiela sin dejar un rastro 
de granizo en la entrañas,

y no se puede derretir el verso 
o compartirlo,
si antes no se ha proveído 
la leña o las palabras, 
para salvaguardarse de lo inhóspito
de la condición humana, cuando el frío arrecia. 











martes, 10 de diciembre de 2013

Belén de Aventuras

Queridos amig@s:

En esta ocasión me pongo en contacto con vosotros para promocionar la web www.belendeaventuras.es 

El motivo de esta promoción no es otro que el de dar a conocer un proyecto que de otra forma, sería más difícil que llegara hasta vosotros. 
Creo que estamos en un momento que además, de cara a los temas del trabajo, se ha convertido en necesario y agradable el hecho de ayudarnos los unos a los otros en la tarea de difusión de nuevas iniciativas, para seguir creciendo y salir adelante. 
Un pequeño grupo de arquitectos, programadores y músicos, Aruba infográfica, han decidido crear una versión del Belén de toda la vida pero virtual. El videojuego es muy divertido, aunque sobre todo va dirigido a los más jóvenes, es decir, a cualquiera de nosotros ;P

Quería colgarlo en el blog porque aunque es un sector con el que no estoy nada familiarizada, sí que, tal vez tengáis hijos, primos, sobrinos o hermanos que estén interesados en pasárselo en grande con un pastorcillo cuyas aventuras motivarán sin duda.

El precio de descarga es muy pequeño (100% precio amigo), existiendo además dos versiones distintas: la clásica y la menos clásica (la más complicada, para pazguatos como yo :)) 

Así que si me hacéis ese gran favor, os invito a que visitéis la web y a que veáis lo económica que es la descarga y lo fácil que es obtener YA el juego que será un éxito estas navidades. 

Sin más, me despido hasta la próxima y os dejo el enlace.

www.belendeaventuras.es 




lunes, 9 de diciembre de 2013

El impulso nervioso de la luna







Honest. De la preciosa Silvi Orión. 



El impulso nervioso de la luna

Una luna en la neurona de la luz
complica cómo hablar las diferentes densidades 
del cuerpo,

participios de unión en los axones
recuerdan la bombilla 
que iluminó al pensamiento
en un arcano menor;

Una media corola compungida 
dentro de una voz circular
tiembla, cuando comienza a convertirse 
en la descarga y oscurece 
un neurotransmisor, amante 
de la desconexión sináptica 
del sentido nunca común,

en la común necesidad 
de que se pronuncie la enzima. 

La enzima que transporta hasta agrandar 
la luna
dentro de la neurona aletargada sin ascua. 




Longitude


Buenos días:

Hoy he descubierto por casualidad algo maravilloso. Alguien había traducido mi poema Longitud, recientemente incluido en este blog, al portugués. 

Desde este pequeño pero gran lugar confuso en el que publico y desde el que me muestro con tantos aciertos como imperfecciones (ya que los poemas del blog los considero sobre todo criaturas), quiero agradecer profundamente a Alberto Augusto Miranda, que haya tenido a bien elegirme y elegir "Longitud", porque sinceramente, no podría estar más emocionada. Además el portugués me parece un idioma precioso, es uno de mis idiomas favoritos (véase mi adoración por Pessoa). 

La dirección del enlace de su blog es nervoeiro.blogspot.pt
(espero que no le importe que os emplace al mismo)

Gracias, de nuevo. 




jueves, 5 de diciembre de 2013

Clarea



Anidan transparencias en el alma,

me lanzo
a ser luz pequeña en el centro de mi congoja.

Clarea una inmunidad 
que silabea el anhelo 
del diafragma, 
lo que va viniendo es desnudez sobre la frente.

Un rayo de conocimiento 
abastece de seguridad en la tierra baldía, 
en el río desmelenado 
del presente que enamora, ciega y vacía. 

Entonces, todo era soberbia, 
ahora me apacigua el tiempo
que habla de vibración en el poema,
de amorosa resonancia al cantarse. 

Clarea, y no desespero, estoy










martes, 3 de diciembre de 2013

Nubes y barro



Racimos
en la inmediatez de la sombra,
intentando anular la relatividad cejijunta 
del sonido,

la tierra es una lengua de fuego en un paisaje 
confuso;

Nos define la duda,
tiempo de aurora sostenida
en el altiplano de la emoción,

nubes y barro.