lunes, 21 de abril de 2014

Niña



Tiemblan ampulosos dedos,

acarician un sol espigado,

tú saboreas las margaritas
y piensas en rodar como una peonza,

girar 
sobre ti misma

y dentro 
de tu risa,

en esa infancia de mejillas rojas,

en una travesura ajena al escalofrío.