martes, 24 de junio de 2014

Proceso creativo



La falta de sueño 
agranda el tamaño del poro,
las pocas palabras que decimos
son el prólogo silenciado 
del libro del cuerpo.

Vamos regando con poemas 
que planean en el aire y luego 
se tienden en la cama,
para ser contorsionistas amantes
del escalofrío, y queremos decirnos...
(aunque nada sea físico y todo 
a través de lo físico, 
nos inaugure). 

Quiero la cuenta atrás
que me ensimisma en la piel liberada 
de su peso original, frotarme con la letra 
pequeña de la cita,
preparar juntos juntas juntas juntos
la obra, el desayuno, 
la cena y durante el resto del día:
laboriosa eficiencia...

sólo para poder llegar a casa, 
a nuestra casa, a la de todos,
y escuchar la belleza, 
y entonces suspirar es delicioso.