martes, 8 de julio de 2014

Permisos



Creo en la disculpa de necesitar este silencio.

Poder pasar de las palabras al vacío
cuando otros ojos son el cuenco;

Poso labios 
y no parecen tener sed,
así prueban el cuerpo fresco
y
sofocan el calor de su estación loca; 

Bajo el misterio, 
el pasado queda suspendido
en alguna dimensión de lo no acabado,
nada termina de acabar para que todo empiece

desflorando partituras iniciales,
amaneciendo y 
desorganizando
las manos la intimidad la penumbra el trauma
o los quistes de un universo 
que pide ser consciente de la luz,
de la agitación,
del significado tragicómico de la muerte de la escena.

Guardar al control en el altillo 
hasta el próximo invierno,
ser el verano extraño de un amor
y envenenar una parte de mi casa que jugará
a esperar que vuelvas,
aunque en todos mis costados esté ya escrita
la señal inequívoca de la rabia.

Por ti 
me daré el permiso de volar, aterrizando 
en mi presente.


2 comentarios:

Nuage dijo...

La disculpa... de este silencio...
el pasado suspendido...
guardar el control en el altillo...
... por ti el permiso de volar...

Tú eres una romántica !

Lidia dijo...

Sí...así es.

;P

Besitos¡¡¡