miércoles, 15 de octubre de 2014

Implícita




Descifro el infinito:

El silencio alberga una acuarela 
dentro del beso.
Una visión 
tras los ojos en sombra.
Una ecuación de tacto
sobre el fragmento:

Cuerpos vivos /de enfermedad, 
la muda maravilla:

la intermitencia;

la savia de la que a veces, 
si pudiera, huiría,
para perpetuar 
este segundo 
de completa desnudez incompleta.

Luego entro en calor
junto a tu voz,
desvelo la parálisis del lenguaje,
la dosis de ternura
que permanece
o escapa,

y me escucho fluir
en las contradicciones de la vida.