lunes, 31 de marzo de 2014

Desencadenamiento



En el mundo hay dos tipos de personas:
aquellas con las que te sientes cómodo,
o aquellas con las que no te sientes cómodo.
Personas de luz
y personas de oscuridad
y personas de claroscuro. 
Personas con capacidad de comprender la diversidad
y personas que sólo cogen aquello que les interesa
para justificar su separación,
sin explicar de manera contundente a qué se aferran
cuando aún no te han dejado terminar.

Personas que comprenden la equivocación
y te ayudan a perfilar,
y personas que condenan la equivocación
sin mirar con detenimiento lo bueno construido. 
Basta estrellarse un minuto
para que toda la historia pase por delante de los ojos
y se borre 
de repente.
Como si no hubiera nada o como si nada 
valiera nada para nadie. 

Personas que quieren que los demás se expresen 
en sus códigos, personas que enaltecen sus códigos
y personas atormentadas 
y personas 
que aunque atormentadas
buscan alguna salida amable. Alguna salida alegre
que no sea el castigo. 

Cuando no me siento cómoda con alguien,
suelo siempre meter la pata hasta el fondo,
pero quizá algo en mi interior quería que metiera la pata.
Quizá simplemente mi impulso estaba respondiendo
a lo que decían mis entrañas. 
Aléjate y si no...lo harás a la fuerza,
aléjate de aquello a lo que temes,
de aquello que te produce desconfianza,
y entonces el fallo lo obra el subconsciente. 

Tal vez. 

Se desencadena lo fatal
para desencadenarse.

lunes, 24 de marzo de 2014

Limbo

Calles desconchadas por la luz.

Alegría de replantar el verbo 
y suplantar el vértigo. 

Amar con fuerza aquello, 
y el avance es como de pies chiquititos.

Amar
Sigilosa aunque intensa, 
aquella malla elástica 
donde quedan pegados los recuerdos,
como los adoquines a ese suelo 
que reluce bajo las pisadas, y es que es eso:

reinventar el hecho de haber sido visitado por el infinito,
visitarse infinitamente
y descubrir la hermosura que alisa la piedra,
el trabajo que reza a la sombra del río, 
donde ella esboza con técnica celeste su risa
y su cansancio. 

Trepa y sube a lomos de su vida. 
No se llueve a gusto de todos, ni siquiera a gusto del presente.
Se miran los cuerpos desnudos como amaneceres desperdigados
de pupilas. 

Hay, en el hábito de irse haciendo, una felicidad sobre el impulso.
Un patio interior que se ventila y ventila su tiempo 
en el ciclo del jazmín de invierno y de verano,
un respiradero de saliva infantil
que vuelve a ser del cielo,
y camina afín a aquello que está cerca.


viernes, 21 de marzo de 2014

Primer día de la primavera- parte del manifiesto titulado "My way"

Así que no te sorprendas, primer día de la primavera...

porque la próxima vez le van a dar viento
a aquel que quiera controlar tus expresiones. 
Porque sólo se es flor en una época del año. 
Y yo soy como soy, ni mejor ni peor,
pero tengo derecho a no dejarme etiquetar. 

Porque a ver si se entera ese grupo tan interesado 
en hacerme entrar en razón:
que lo que me estáis haciendo es daño¡¡¡¡

¿queda claro?

Sólo quiero que me acepten como soy. Como siempre. 
Parece que es mi destino no lograrlo. 
Así que me quedo con mi primavera, con mis amigos,
y con mi imperfecta vida llena de timbres fundidos. 

lunes, 17 de marzo de 2014

Opresiones


Opresión 1.

Reconozco lo agridulce de la superficialidad.

Me pregunto si hay una suspensión del deseo.

Al fin y al cabo,
comerían lo que fuera para sobrevivir.

Opresión 2.

Por encima germinará el sol 
como un estornudo en la acera.
Palpitará en el interior 
de la sien legendaria,
porque vivimos a través 
de esta des(composición).

Opresión 3.

Escarbo en mi cansancio
desde la última fila.

Me atormenta el acto de comunicar. 

Y en cada estridencia, jadeo.

Me oprime la ficción de intentar aquello que no fluye

y se desgasta.

He olvidado la ilusión de que nazcan las cosas 
sin que nadie me recuerde que no nacen 
en parte por mi dolor y mi locura. 

Y puede que así sea, 
pero en ese caso,
¿puedo vivir con más dolor? 





jueves, 13 de marzo de 2014

Ganar un centímetro

Voy a enseñarte 
cómo perder un hilo
y ganar un centímetro:

Cuando desaparezca tu desprecio,
fortalece posturas,
acaso amanezcas de tu raíz 
más insensible,
y te contemples decorando con tu energía 
sólo los rincones pausados, 

y aunque la rabia siga 
escociendo en los ojos,

vamos a olvidar, te digo,
la sacudida del viento destronando corazas
y destruyendo corazones,

nos vaciaremos con nuestras propias manos,
y cesará el ímpetu automático de cada roce

la imagen dejará de asociarse a una conmoción interior,

y seremos menos poesía en la poesía del desapego.
Seremos esa voluntad.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Gracias

Poco a poco, y casi sin darme cuenta, he llegado a las 50.000 visitas en el blog. Gracias¡¡

Emociones,Vómitos, Reflexiones, música, perlas de algunos autores, etc...

Desde la revuelta de mi ser.

Hoy escribo sólo para agradecer. 

Agradecer. 


lunes, 3 de marzo de 2014

Necesidad




Toca ser consciente y aplomo.

Fabrica algo menos de miedo.

Di ausencia.

Rastrea tus motivos  
desde los referentes 
más lejanos al centro: 

destapa la franqueza.

Deja de llorar por la tristeza
y empieza 
a llorar desde la sinceridad 
de la duda, en ello no seas hermético 
sino transpirable. 

Basta ya de adorar lo inalcanzable
y de redefinir la rendición.
Empuja a tu nueva espalda.

Deja la saturación del forcejeo
con tanta rapidez como lentitud,
bendice aquello 
que acompaña cada gesto de manera natural.

Descubre la inclinación de tu apetito
en un pellizco de tu paz.
No anheles la seguridad que escapa,
sino la inseguridad que enseña.

Sé tu la sobredosis
que te inunda, cuando proceda.