miércoles, 16 de julio de 2014

La Fuenseca


"el resquicio de humedad de la fuente 
a la que bautizaron como seca, 
se incendió dentro del alma" 
                                                                                   



Bebe cuando no estén 
limpias las manos, 
(contradictoria)...

busca tu hoyuelo 
y ten sed de la verdina en la herida,
en tu rostro nunca estuviste seca,
los secretos se lavan con zumbidos de mosca 
y agua cayendo lentamente 
en tu desfiladero

el vértigo sabe de madreselvas, 
tal vez el amor enorme de una gota salve 
tu vida, 
reencarnación de tu deseo 
en tu vacío.   

Y acerca del absurdo, dime: 

si fuiste concebida como fuente, 
qué clima podrá olvidarte, 
qué palomas no incubarán tu rastro,
cuando te entregues a manar 
como agua viva.






lunes, 14 de julio de 2014

Superluna


La superluna 
ha anunciado besos redondos 
mientras se desliza para hacer chas
en algún multiverso donde será el momento
de ver crecer vida en mi abdomen,

o tal vez el astro gestando, 
en su ondulante energía, atraviese 
el sonido lamiendo por dentro la madera
dilatada de algún mástil sin cuerdas, 
en el anciano universo de la carne que no se olvida.

Recordaremos siempre estos fenómenos.

Estamos cantando aquí y en otro fugaz tiempo,
eterno dentro de cada viaje en cada encuentro,
socavando alterando 
la recta 
pintando nuestro supercírculo
suave ante los ojos 
como una luz fría, nodriza 
de superlunas con ráfagas de olor a damas 
de noche,

la vida paralela de la vida 
es esa realidad, 

si acaso alguna vez tropiezo 
con su brillo, pensaré en el cielo inconsciente 
de su ciclo. 

Superluna,
he prometido seguirte como una estela a su cometa.
Quiero verte tan desnuda cuando desnuda
me atraviese la vida, 
elocuencia en forma de corazón, 
porque el futuro me interesa 
un poco más
si la redondez logra 
que deje de raspar la noche. 

Si reconozco mi casa y mis huellas. 
Si estoy inmersa en la dimensión de la esperanza. 




martes, 8 de julio de 2014

Permisos



Creo en la disculpa de necesitar este silencio.

Poder pasar de las palabras al vacío
cuando otros ojos son el cuenco;

Poso labios 
y no parecen tener sed,
así prueban el cuerpo fresco
y
sofocan el calor de su estación loca; 

Bajo el misterio, 
el pasado queda suspendido
en alguna dimensión de lo no acabado,
nada termina de acabar para que todo empiece

desflorando partituras iniciales,
amaneciendo y 
desorganizando
las manos la intimidad la penumbra el trauma
o los quistes de un universo 
que pide ser consciente de la luz,
de la agitación,
del significado tragicómico de la muerte de la escena.

Guardar al control en el altillo 
hasta el próximo invierno,
ser el verano extraño de un amor
y envenenar una parte de mi casa que jugará
a esperar que vuelvas,
aunque en todos mis costados esté ya escrita
la señal inequívoca de la rabia.

Por ti 
me daré el permiso de volar, aterrizando 
en mi presente.