jueves, 22 de enero de 2015

Destino




Un lamento enroscado 
                                         
                                         en mi mente... 
Un río invisible,
                                            
un balbuceo,
la certeza de que la inutilidad contenida crece

arde y se propaga /inspirada/
por ritmos ajenos;

Cualquier refugio es la muerte
y es invierno en los bancos
de todos los parques. El sol no brilla 
en las noticias. 

De igual manera he entrado en la palabra,
en la caricia...
me he convertido en esponja 
y luego he estrujado el sonido 
hasta hacer desaparecer 
el contoneo 
rasante                                         [de la angustia.