miércoles, 22 de julio de 2015

Deuda



Amar no se dice. Amar se siente
y se fabrica.