martes, 26 de abril de 2016

Auto-cuidado



Vivo en el silencio de las cosas que no digo.

En apariencia enciendo un cigarrillo
Cuando llego a casa y los días fuego
Se fugan de mi vida.

Ahora me desnudo y en pilares escasos
Renuncio a la costumbre de lamer 
Los centímetros perdidos de asfalto.

Evito    profundamente   sangrar.

El temor en cualquier caso es que en mí
Aún sigue vivo ese amor universal
Que da sentido a los versos una vez entregados. 

3 comentarios:

Anaís dijo...

Qué bueno, Lidia, qué bueno desde su primer verso. Estos autorretratos resultan, por norma general, liberadores. Me gusta la alitetacion "los días fuegos se fugan..."

Qué haríamos sin el amor universal. No alojes en ti el temor a experimentar ese amor vibrante por todos y Todo.

Te aprecio. Un beso.

Anaís dijo...

Quería decir ALITERACION ;-)

Lidia dijo...

Muchísimas gracias, preciosa¡

Un beso enorme...y oye, a ver cuándo nos vemos¡¡¡ Ojalá coincidamos :)

El cariño es mutuo.